Refuerzo positivo: 9 cosas que no deberías decirle a tu hijo

(Artículo original: “Positive Reinforcement – 9 things you shouldn´t say to your child” por Paula Spencer del sitio Parenting.com
Traducción  y comentarios: Putum putum 

Aprende qué frases evitar de tu vocabulario y cómo hablarle a tus hijos para que realmente te escuchen.

niña haciendo puchero refuerzo positivo


Estaba intentado hacer dos cosas a la vez -cocinar mientras lidiaba con algunos papeles del trabajo en la habitación de al lado. Había sido interrumpida doscientas veces con pedidos de aperitivos, gritos sobre la pintura al agua derramada, preguntas acerca de lo que les gusta comer a las ardillas y diferentes argumentos sobre si las nubes podrían ser de color azul y las flores de color verde. ¿Y mencioné que una hernia de disco en la espalda me dolía aún más que mi cabeza? Aún así, nada puede justificar mi comporamiento esa tarde. Estallé como el monte Momsuvius: “¡Basta! ¡Salgan! ¡Dejen de molestarme!” La mirada en la cara de mis hijos lo decía todo. Los ojos de la de 2 años se ampliaron. El de 4 años de edad, frunció el ceño y clavó su dedo entre los labios. Inmediatamente me hubiera gustado meter las palabras de lava caliente de nuevo en mi boca. Desde luego, no habían venido de mi corazón o de mi mente.Todos decimos las cosas mal a veces, dejando a nuestros hijos sentirse heridos, enojados o confusos.

Si continuas leyendo conocerás algunos de los pasos en falso verbales más comunes que las mamás y los papás hacen, y las alternativas más amables.

1) Por qué no debemos decir: “¡Déjame en paz!”

Un padre que no anhela un descanso ocasional es un santo, un mártir, o alguien que está tan sobrepasado que se ha olvidado de los beneficios de recargar las pilas. El problema es que, cuando habitualmente dices a tus hijos: “No me molestes” o “estoy ocupado”, se internaliza ese mensaje, dice Suzette Haden Elgin, Ph.D., fundador del Centro de Estudios de Idiomas Ozark, en Huntsville, Arkansas. “Los niños empiezan a pensar que no tiene sentido hablar contigo porque siempre estás tratando de quitártelos de encima.” Si configuras este patrón cuando sus hijos son pequeños, entonces pueden ser menos propensos a decir las cosas a medida que envejecen.

Desde la infancia, los niños deben adquirir el hábito de ver a sus padres tomarse un tiempo para ellos mismos. Usa válvulas de liberación de presión – ya sea contar con la niñera, pedirle a tu pareja o a un pariente para que cuide de los niños, o incluso el colocar a tu hijo delante de un vídeo de modo que tú pueda tener media hora para descansar y reagruparse.

En esos momentos en los que estás preocupado (o estresado, como yo cuando exploté con mis hijas), resulta necesario configurar algunos parámetros de antemano. Yo podría haber dicho: “Mamá tiene que terminar una cosa, así que necesito que pinten en silencio durante unos minutos. Cuando termine, vamos a salir a la calle.”

Sea realista. Un niño de 2 y otro en edad preescolar es probable que no sepan divertirse solos durante una hora entera.

2) Por qué NO debemos etiquetar a nuestros hijos

crianza respetuosa y educación conscienteLas etiquetas son atajos injustos para los niños: “¿Por qué eres tan malo con Katie” O “¿Cómo puedes ser tan torpe?” A veces los niños nos escuchan hablar a los demás: “Ella es muy tímida.” Los niños pequeños creen lo que escuchan sin lugar a dudas, incluso cuando se trata de ellos mismos. Así, etiquetas negativas pueden convertirse en una profecía autocumplida. Thomas recibe el mensaje de que la maldad está en su naturaleza. “Torpe” Sarah comienza a pensar en sí misma de esa manera, lo que socava su confianza. Incluso las marcas que parecen neutrales o positivas – “tímido” o “inteligente” – encasillan a un niño y lo colocan en un lugar innecesario o generan expectativas inadecuadas sobre la criatura.

Las peores etiquetas pueden tocar muy hondo. Muchos padres pueden, aún vívidamente y con amargura, recordar cuando su propio padre dijo algo así como “Eres tan inútil” (o “perezoso” o “estúpido”).

Un enfoque mucho mejor es abordar el comportamiento específico y dejar los adjetivos sobre la personalidad de tu hijo fuera de él. Por ejemplo, “los sentimientos de Katie fueron heridos cuando le dijiste a todos que no juegue con ella. ¿Cómo podemos hacer que se sienta mejor?”

(otro enfoque que se me ocurre es el de comentarle cómo lo notamos: “Cariño, te noto un poco intranquilo, ¿te pasa algo? ¿te preocupa algo? ¿quieres contarme qué te tiene mal?)

3) Por qué no debemos decir “No llores”

Variaciones: “No estés triste”. “No seas bebé.” “Vamos, vamos – no hay razón para tener miedo” “No pasó nada.”
Pero los niños no se molestan lo suficiente como para llorar, especialmente los niños pequeños, que no siempre pueden expresar sus sentimientos con palabras. Ellos se ponen tristes, se asustan. “Es natural querer proteger a un niño de esos sentimientos”, dice Debbie Glasser, Ph.D., director de Servicios de Apoyo Familiar en el Instituto Mailman Segal para Estudios de la Primera Infancia en Nova Southeastern University, en Fort Lauderdale. “Pero decir ‘no ser’ no hace que un niño se sienta mejor, y también puede enviar el mensaje de que sus emociones no son válidas – que no está bien estar triste o asustado.”En lugar de negar que tu hijo se siente de manera particular – cuando, obviamente lo está – reconocer la emoción en una primera instancia. “Debes haberte sentido realmente triste cuando Jason dijo que no quería ser tu amigo.” “Sí, las olas  pueden dar miedo cuando no estás acostumbrado a ellas. Pero sólo tendremos que estar aquí juntos y hacerles cosquillas en los pies. Te prometo que no te voy a soltar de mi mano.”Al nombrar los verdaderos sentimientos que tu hijo tiene, le das las palabras para expresarse – y le muestras lo que significa ser empático. En última instancia, va a llorar menos y describir sus emociones en su lugar.

4) Por qué no se debe comparar a nuestros hijos

Puede ser que parezca útil para mantener a un hermano o amigo como un ejemplo brillante. “Mira lo bien que Sam se sube las cremalleras del abrigo”, se podría decir. O “Jenna está usando el orinal ya, así que ¿por qué no haces lo mismo?” Pero las comparaciones casi siempre son contraproducentes. Tu hija es ella misma, no Sam o Jenna.

Es natural que los padres comparen a sus hijos, para buscar un marco de referencia sobre sus logros o su comportamiento, dicen los expertos.

Pero no dejes que tu hijo te oiga hacerlo. Los niños se desarrollan a su propio ritmo y tienen su propio temperamento y personalidad. Al comparar a tu hijo con otra persona implica que tú deseas que sea diferente.

Hacer comparaciones tampoco ayuda a cambiar el comportamiento. Siendo presionados para hacer algo que no están listos para (o no les gusta ) hacer puede ser confuso para un niño pequeño y puede minar su confianza en sí mismo. Es probable que también se lo tome contra ti y resuelva no hacer lo que tú quieres, en una prueba de voluntades.

En su lugar, mejor es estimular sus logros actuales: “Oh! has pasado los brazos por el abrigo  por ti mismo!” O “Gracias por decirme que el pañal necesita ser cambiado.”

5) Por qué no debemos gritar: “Tú puedes hacerlo mejor que eso!”

educar las emociones

Como las comparaciones, las presiones  pueden picar de maneras que los padres nunca se imaginan. Por un lado, un niño en realidad puede no haber sabido hacerlo mejor. El aprendizaje es un proceso de ensayo y error. ¿Tu hijo realmente sabía que la bola de  un lanzador sería difícil de atrapar? Tal vez no me pareció del todo, o que era diferente a la que había atrapado con éxito de por sí en el preescolar.

E incluso si él cometió el mismo error que ayer, su comentario no es ni productivo ni de apoyo. Déle a su hijo el beneficio de la duda, y sea específico. Decir “me gusta más si lo haces de esta manera, gracias.”

Frases similares incluyen “No puedo creer que hicieras eso!” y “Ya era hora!” No parecen horribles, pero es mejor no decirlas demasiado. Ellos las acumulan, y el mensaje subyacente que los niños escuchan es: “Eres un dolor en el cuello, y nunca haces nada bien”.

6) Por qué no debemos hacer amenazas

Las amenazas, por lo general  son el resultado de la frustración parental y rara vez son eficaces. Solemos pulverizar catódicas advertencias como “Haz esto o de lo contrario…!” o “Si lo haces una vez más, te pego!” (ay no! no le diría eso! tal vez sí le diría: Me enojo!) El problema es que tarde o temprano se tiene que hacer valer la amenaza o de lo contrario pierde su poder. Se ha encontrado que las amenazas de golpear a provocar más azotes – que a su vez se ha demostrado que no son una forma efectiva para cambiar el comportamiento.

Cuanto más joven es el niño, más tiempo se necesita para que una lección sea asimilada “Los estudios han demostrado que las probabilidades de que un niño de dos años de edad, repita una fechoría más tarde en el mismo día son del ochenta por ciento. No importa qué tipo de disciplina se utiliza “, dice Murray Straus, Ph.D., un sociólogo de la Universidad de Family Research Lab de Nueva Hampshire.

Incluso con niños mayores, no hay una estrategia disciplinaria que produzca resultados infalibles. Así que es más eficaz para desarrollar un repertorio de tácticas constructivas, como la redirección, retirar al niño de la situación, o tiempos de espera, de lo que es confiar en los que tienen consecuencias negativas probadas, así como las amenazas verbales y los azotes.

7) Por qué no debemos decirle: “Ya verás cuando llegue papá a casa”

emociones rabietas de los niños

Este familiarizado cliché de crianza no es más que otro tipo de amenaza. Para ser eficaz, tienes que hacerte cargo de la situación de inmediato, tú mismo. La disciplina que se pospone no conecta las consecuencias con las acciones de tu hijo. En el momento en que el padre llega a casa, lo más probable es que tu hijo en realidad se habrá olvidado lo que hizo mal. Alternativamente, la agonía de anticipar un castigo puede ser peor que lo que merecía la falta original.

Pasar la pelota a otra persona  también socava tu autoridad. “¿Por qué debería escuchar a mamá si ella no va a hacer nada de todos modos?” tu niño puede razonar. No menos importante, tú estás poniendo a tu pareja en un papel de policía malo inmerecido.

8) ¿Qué debemos decir en lugar de “¡Date prisa!”?

Esto es algo que le pasa a todo padre cuyo hijo no puede encontrar sus zapatos o blankie o que no sabe ponerse los calcetines por sí mismo. Considera tu tono de voz cuando  pedimos a un niño que se dé prisa, y con qué frecuencia se le dice.

Si vas a empezar a quejarte, a hacer chillidos, o suspirar cada día, con las manos en las caderas y golpeando los dedos de los pies, ten cuidado. Hay una tendencia cuando estamos presionados a hacer que nuestros hijos se sientan culpables. La culpa puede hacer que se sientan mal, pero no motivar a que se muevan más rápido.

“Me puse tan nervioso en mi casa por las mañanas, odiaba que la última imagen de mis hijos tenían de mí era que estaba enojado”, dice el terapeuta familiar Paul Coleman, autor de Cómo decírselo a tus hijos. “Así que hice un pacto conmigo mismo. No importa qué, no iba a gritarles más o a revolear los ojos, incluso si alguien derramara su zumo o me pidiese que encontrara algo justo antes de salir.” En lugar de acoso verbal (“Te dije que apagaras la televisión hace cinco minutos!”), mejor es buscar la manera de calmar antes de acelerar las cosas (que se apague el propio juego).

(Mi sugerencia -y lo que hacemos con nuestra hija- es explicarle el tiempo que llevará hacer tal cosa o bien, si está entretenida con algo y tenemos que irnos, pues 5 minutos antes, explicarle que nos vamos a ir y que se vaya preparando. Tratamos de no arrancarla de algo que la entretiene sino explicarle, con tiempo, que tenemos que hacer otra cosa, para que ella pueda mentalizarse. Y funciona! La opción B es contar hasta 5. La clave está en siempre cumplir lo que decimos.)

9) ¿Por qué “¡Buen trabajo!” o “¡Qué bueno eres!” no son la mejor alabanza?

¿Qué podría estar mal con la alabanza? El refuerzo positivo, después de todo, es una de las herramientas más eficaces que tenemos los padres. El problema viene cuando el elogio es vago e indiscriminado. Lanzando “¡Buen trabajo!” por cada pequeña cosa que hace tu hijo – desde terminar su leche hasta hacer un dibujo – pierde sentido. Los niños lo detectan enseguida. También pueden establecer la diferencia entre la alabanza por haber hecho algo rutinario o simple y elogios por un trabajo real.

Para salir de la costumbre de tanta efusividad:

  • Alabar sólo los logros que requieren un esfuerzo real. El acabado de un vaso de leche no es suficiente. Tampoco hacer un dibujo, si tu hijo es del tipo que hace decenas de ellos cada día.
  • Sea específico. En lugar de “Buen trabajo” o “Muy bien!”, diga: “Qué colores brillantes y alegres que escogiste para las manchas del perro.” O “Veo que dibujaste una versión del cuento que leímos esta mañana.”
  • Alabado sea el comportamiento en lugar de al niño: “Tú estabas tan tranquilo con tu rompecabezas mientras yo estaba terminando el papeleo, tal como te había pedido.”

¡Cuánto mejor si hubiera dicho esto a mis hijas en lugar de transformarme en un volcán que escupe lava!. Por suerte, estoy segura que conseguiré otra oportunidad mañana.

 

About these ads

153 pensamientos en “Refuerzo positivo: 9 cosas que no deberías decirle a tu hijo

  1. He sido educada a la vieja usanza, y sinceramente creo que mis padres han hecho una gran labor.
    Aunque si bien es cierto, a mi parecer, los 9 puntos aquí mencionados pueden ayudarte a hacerlo aún mejor.
    Creo que todo es posible de mejorar, y las directrices dadas aquí, sirven de guía para optimizar actos propios. También considero que todo varía según el individuo. No todos los niños son iguales, y no con todos funciona lo mismo. Igual que en los adultos.

    Te gusta esto

      • Hola soy Marcela tengo serios problemas con mi hijo de 2 años 8 meses … Me la paso estresada gritándole castigándole muchas veces tengo q darle palmadas en el trasero a mi hijo porque el no me hace caso tengo q darle una orden más de 5 veces y no hay caso hasta q al final tengo q darle un castigo siempre para conseguir qe haga lo qe le digo tengo q gritarle o amenazarlo o pegarle .. No tengo otra fórmula con el y me duele la situación siento q le hago daño pero me sobrepasa .. Es demaciAdo tozudo porfiado y se le ocurren puras cosas q el sabe q me van a molestar o q no se hacen.. Tengo q estar encima de el todo el día .. Sino harías puras maldades .. Ayuda x favor gracias

        Te gusta esto

      • Hola Marcela, gracias por pasarte por aquí.
        Te recomiendo otro post que traduje de una madre que pasó 365 días sin gritar a sus hijos y transcribió la experiencia: http://putumputum.wordpress.com/2013/07/24/10-cosas-que-aprendi-cuando-deje-de-gritarle-a-mis-hijos/
        Luego, te sugiero que busques en internet Disciplina Positiva. Es una organización que brinda herramientas a los padres para ayudarlos en una crianza respetuosa y con límites. Es muy importante que tú puedas tener información y alternativas para poder responder a las diferentes situaciónes que te va planteando tu hijo.

        Espero que esta ayuda te haya sido útil. Ya me contarás cómo sigues.
        Un abrazo,

        Sonia

        Te gusta esto

      • Excelente! Muchas Gracias por este gran aporte!. Tengo un hijo de casi 3 años y estamos afinando todos estos consejos… incorporarlos me hacen estar menos estresada y que él coopere más y sea más feliz!.
        Gracias!

        Te gusta esto

    • Yo pienso una cosa, porque mi sobrina de 3 me obedece sin chiostar y mi hijo de la isma edad me desafia? sencillo no existe el lazo sanguíneo que obliga a todo ser humano a desafiar la autoridad de sus progenitores, de ahí a que muchas personas piensen que son capaces de dominar a una criatura con simples ordenes, los que pueden hacerlo es porque no tienen hijos y los que afirman que un azote no es el mejor método para doblegar el carácter cuando estas siendo desafiado deberían preocuparse mucho por el futuro que les espera a sus niños

      Te gusta esto

      • Tal vez tu sobrina esta siendo educada por sus padres y tu hijo esta siendo adoctrinado, se cuestiona las ordenes que recibe y las desdeña por no encontrarles sentido. Educar significa en su sentido mas estricto ENSEÑAR A APRENDER. Un niño que no aprende de sus padres a pensar por si mismo, que no es escuchado por sus progenitores dentro de un marco de educacion cooperativa no va a tener una correcta educación.
        Entendamos de una vez que educar a un niño no significa decirle lo que tiene que hacer y que el obedezca sin rechustar, sino cooperar con el, enseñarle a que aprenda por si mismo, de sus experiencias, de sus errores, descubrir sus limites y las consecuencias previamente advertidas y comprendidas de sobrepasarlos.
        El niño que obedece a todo lo que dicen sus padres sin replicar no esta educado, no piensa por si mismo, necesita a un adulto que le diga el siguiente paso a dar porque es incapaz de decidirlo el mismo, clara consecuencia de la NO educacion, que se convierte en adoctrinamiento al pretender que nuestros hijos sean como nosotros queremos, no como son ellos en realidad.
        La labor de los padres no es otra que la de enseñar a que los hijos aprendan y crezcan como personas, dando la información y dejando que ellos decidan y se equivoquen, que caigan y vuelvan a levantarse, con el beneficio de la lección aprendida. Ellos decidiran por SU vida, y unicamente así puede una persona llegar a ser feliz.
        Lo siento, pero estoy ya cansado de escuchar los mismos topicos de siempre, en concreto uno muy particular y molesto que dice que ” tu haz lo que quieras, pero cada niño es un mundo y luego cada hiji te va a salir de una manera”. TOTALMENTE DE ACUERDO!!!!, pero, esque no debe ser asi?. Educamos para que aprendan, para que puedan decidir por ellos mismos, pues solo ellos tienen derecho a decidir por sus vidas.
        Por favor, somos muchos los padres que estamos estudiando y formandonos, en puro beneficio para nuestros hijos, sabemos lo que hacemos pues la formación nos da unos conocimientos realmente valiosos, y al menos yo ya estoy harto de gente que opina sin saber, que confunde educar con adoctrinar, que cree que puede enseñar a los demás sin haberse tomado la molestia de leer un minimo sobre el tema.

        Te gusta esto

  2. Yo hago todo s estos nueve puntos, inetente criar a mi hija como a mi me parecía pero ya veo que, se tiene que leer mucho, estoy encantada de leer este articulo, ahora se que tengo que aprender mas de mi hija que de mis instintos.

    Te gusta esto

    • Creo Vanes que a veces podemos confundír “instintos” con “emociones trabadas”. Si gritamos o maltratamos a nuestros hijos, no es por algo que hagan ellos, es porque nosotros no hemos recibido un trato amoroso cuando niños o porque no sabemos cómo hacerlo de otra manera. Pero siempre podemos aprender, trabajar nuestras emociones y cambiar. La escucha, para nuestros peques, es de lo más importante que tiene una relación de confianza entre dos seres.

      Un abrazo y ya nos contarás qué tal te va

      Sonia

      Te gusta esto

      • Es cierto… otro aspecto importante que he aprendido es que debemos ser conscientes de la manera en que nuestros conflictos con otros (esposo, padres, compañeros) nos generan situaciones emocionales que pueden repercutir en el trato que damos a nuestros hijos. Si llegamos a casa disgustados por algo, si una situación nos está preocupando, o estamos angustiadas; debemos conscientemente esforzarnos porque estas situaciones no afecten nuestra manera de tratar a los hijos. También es importante contarles… decirles estoy preocupada por una situación en el tabajo… por eso estoy un poco diferente; ellos comprenden que algo pasa y que no es su culpa.
        En todos estos aprendizajes de vida, la clave fundamental es el amor.

        Te gusta esto

    • Una cosa si he aprendido como padre y como hijo y lo he observado con mis colegas en la parte de la crianza uno no es amigo de los hijos porque uno no es alcahueta, es papa y si debe tener comunicación y algo de confianza. Debe mostrarse que en la casa hay autoridad y existen unas reglas si se quiere escribirse en la pared que es para cumplirlas para toda la familia.

      Te gusta esto

  3. Pingback: Las 9 cosas que SÍ puedes decirle a tu hijo » Crianza en Familia

  4. El aprendizaje de ser padre es constante y con calma, que con el tiempo si lo hacemos bien, el crecimiento como persona es una de nuestras gratificaciones, además de estar seguros que lo que aprenden nuestros hijos es un saber a largo plazo, que se demuestran con sus acciones.
    Mi niño tiene 1 año con 2 meses soy madre primeriza y se que la responsabilidad de cuidar y criar a mi hijo no es fácil. . .

    Escribir estos 9 pasos en hojas y letras grandes, las pegue en una pared de mi cuarto, para tener presentes estos consejos : )

    Gracias!

    Te gusta esto

  5. Pingback: 9 cosas que no deberías decirle a tu hijo - Crianzaconamor

  6. Los padres nos lanzamos a una aventura difícil de lidiar. No poseemos un manual de instrucciones de cómo hay que actuar ante determinadas ocasiones. Creo que la clave está en escucharles y ponerse en su lugar. Me ha sido de mucha ayuda este “refuerzo positivo”. Y muy buena idea lo de escribir los pasos y tenerlos a la vista… Muchas gracias

    Te gusta esto

  7. Excelente, estoy totalmente de acuerdo..por ..yo fuì criada con todas esas frases, comparaciones y etiquetajes y ha sido una lucha constante, de adulta, racionalizar el daño y sanarme de la culpa. Por suerte en la vida he conocido mucha gente que sabe de este tema y me orientò para no hacer lo mismo con mi hija…asì lo he hecho.

    Te gusta esto

  8. Yo tambien estoy criada a la vieja usanza y tambien creo que han hecho una buena labor…pero..creo que estoy reflejando en mis hijos lo que ellos aplicaron en mi. Por ejemplo, mi madre cuando se enfadaba, enseguida se ponia hecha una furia y yo aplico eso con los mios y luego me siento muy mal conmigo misma por no saber controlarme. Son niños, no son perfectos!!!.
    Tambien recuerdo el dia que mi madre me dijo que era una inutil y aquello me rompio el corazón. Yo jamas he menospreciado a mis hijos, jamas les he insultado, ni siquiera les he dicho algo tan simple como eres tonto. Nunca.

    Estos nueve puntos son aplicados por la famosa supernanny y creo que no son tonterias, son formas de autocontrol que trasmites a tus hijos.
    A veces me gustaria no ser tan impulsiva.

    Te gusta esto

  9. Soy mami de gemelos 21 meses, y la verdad es que a veces cuesta no comparar; amenudo es imposible mantener la calma y no gritar desesperada….
    Se agradece leer estas pautas. Aunque las tenía presentes, no viene mal recordarlas!!

    Te gusta esto

  10. Soy madre de una chica de 20 años… cuando era pequeña trataba de explicarle el porque de las cosas (por ejemplo si tenia prisa), de elogiar sus logros, de no gritarle,no darle ni un manazo, de no compararla con nadie (yo siempre fui comparada con mis hermanos y primos) de reforzar su autoestima y enseñarla a tomar decisiones…mi esposo era todo lo contrario y me decía que la malcriaba yo demasiado por no “regañarle”, que el día de mañana me iba a arrepentir y que iba a ser mi culpa los fracasos en la vida de mi hija, mi hija creció muy apegada a mí y distante de su padre pues siempre lo sentía “regañón y criticón” ante sus cosas y gustos. Hoy día es estudiante de psicología, siempre responsable y con muy buen desempeño académico, y sigue mas apegada a mí que a su padre, me tiene un nivel increíble de confianza que valoro y agradezco inmensamente. Disfruto mucho verla de adulto joven y ahora sé que hice lo correcto. Los niños son seres inteligentes pero muy sensibles y susceptibles de ser heridos, jamas debemos aprovecharnos de nuestro “nivel superior de padres”, debemos ponernos en sus pequeños zapatos y pensar: “como me gustaria mí que me lo dijera mi madre?”.
    Genial la idea de escribir estos pasos… felicidades!!

    Te gusta esto

    • Esta muy bueno el artículo!! Y Gracias por compartir tu experiencia Teresa….yo estoy tratando de aplicar los mismo que tu con mis dos hijos (5 y 2 añitos)…a veces tengo muchas dudas(mas por las criticas de mis familiares) pero me comprometi a hacer las cosas diferente con mis hijos, criarlos con respeto,amor,paciencia….cuesta, es un reto!!! Pero se que al final valdra la pena…..Gracias!!

      Te gusta esto

  11. Pingback: Mis puertos de esta semana | ¿Mi mundo? Los míos

  12. Teresa estoy completamente de acuerdo con tu comentario. Mi marido es igual. El piensa que un azote a tiempo nunca viene mal. Yo creo totalmente lo contrario. Esto mucha gente lo piensa ese es el gran problema.
    El otro dia una amiga que tiene un niño de casi dos años me comentaba que ellos ya entienden perfectamente un no. Que lo que pasa es que ellos prueban a ver hasta donde pueden llegar.
    Mi hijo esta ahora con la epoca de las palabrotas. Yo procuro hacer oidos sordos. Digo que ya se le pasara como cuando cogia rabietas y se hacia pis. Un dia dejo de hacerlo. Le enseñe a que cada vez que se hiciera pis tenia que limpiarlo y cambiarse de ropa y que eso era un rollo.

    Yo creo que a base de golpes y menospreciarles aprobechando que somos mas mayores no es la forma de educarles.

    Te gusta esto

  13. Pingback: Cosas que no deberías decirle a tu hijo | Crianza, vida y felicidad

  14. Pingback: Refuerzo positivo: 9 cosas que no deberías decirle a tu hijo | AMPA Colegio Academia CEDES

  15. algunas de las pautas que dais no estan mal, pero recordar que estais criando seres humanos con su propia personalidad, no son muebles del ikea de los que lees las instrucciones y todo arreglado. Cada persona es un mundo y lo que sirve con unos con otros no incluso dentro de un mismo habitat familiar. Dejaros de guias magicas, solo hay que hacer 3 cosas bajo mi punto de vista. Darles dirección, lo que en algunos casos implica disciplina, mucho amor y reconocer sin ninguna verguenza cuando nos equivocamos, todo esto en su justa medida, y las formas alla cada cual con su estilo, cultura y personalidad.

    Te gusta esto

  16. yo le decía a mis hijos levanta esto:, arregla tu cuarto , lava tu baño no te orines afuera apunta bien , cómete todo, en cinco minutos salimos, en fin era una tremenda lucha diaria , entonces cambien de táctica y me ha funcionado perfecto se las voy a enseñar : es decir lo contrario de lo que tu quieres que ellos hagan ejemplo no vayas a recoger tu ropa déjala ahí tirada y como autómatas se levantan y la alzan , hoy no te bañes para que lo vas a hacer , no hagas tus tareas ahora hazlas por la noche , oigan esto es lo mejor a mi me funciono ensayen ustedes espero les sirva díganles lo contrario simplemente y ya no mas peleas en la casa .chao

    Te gusta esto

  17. Se trata de respetar a los hijos tanto como esperamos q ellos nos respeten a nosotros. El ser padre no nos da el derecho de maltratarlos de ninguna manera a nuestros hijos, no debemos de olvidar q NO somos sus dueños, sólo somos sus guías. En la vida, como tratas serás tratado. Jamás le he pegado o le he gritado a mi hija, le hablo claro y firme si le llamo la atención y ante todo respeto. Así cómo le digo lo malo, también le digo lo bueno, y si me equivoco, soy el primero en acercarme y pedirle disculpas. El resultado a sido bueno, hoy en día tiene 12 años y se me acerca sin miedo y me habla sin temor. Siempre dije q no quería q mi hija me tuviera miedo como hizo mi padre conmigo, mi meta es q me espete y me vea como un buen ejemplo.

    Te gusta esto

  18. Pingback: Refuerzo positivo: 9 cosas que no deberías decirle a tu hijo | Criant Mamuts

  19. Soy docente y madre , me parece excelente y útil este artículo , se que no es fácil la labor de padres, sin embargo, pienso que la crianza es tan compleja que si a veces no podemos con uno por queTener dos ?por la sociedad ? La edad? Reflexionen es eso más importante que herir y marcar a sus hijos , disfrútenlos y cuando sientan que pueden con más búsquenlos , la falta de atención es una causa de la sociedad en que vivimos

    Te gusta esto

    • Muchas veces yo también me pregunto qué es lo que motiva a los padres a buscar otro hijo…es tan importante lo que nos motiva al punto de que podemos generarle un peso extra que el niño no esperaba.
      Gracias por compartir tu opinión, Pierina.
      Un abrazo,
      Sonia

      Te gusta esto

  20. No sé…parece todo muy constructivo, pero siento que todo este auge por querer hacer “ahora si las cosas bien con los niños”, está resultando en más niños con déficit atencional…hay más psicólogos para niños y una amplia gama de desordenes de conducta que me hacen pensar, o mejor dicho, dudar de las “nuevas” formas de educar.

    Te gusta esto

    • Y no sera que si aparecen casos de trastornos o como quieras llamarles es porque se les presta atencion y se diagnostican?. Antes la gente se moria de un resfriado siempre, y cuando la medicina avanzó y se diagnosticaron canceres y todo tipo de enfermedades la gente ya no moria tanto de resfriados sino de nuevas enfermedades, pero…. Eran realmente nuevas?, o tal vez siempre estuvieron ahi pero ahora se podian diagnosticar porque se conocia su existencia…… Me decanto por lo segundo.
      Los psicologos y educadores hacen una grandisima labor, y gracias doy a haber aprendido a escuchar para intentar ser un mejor padre….
      Enhorabuena por esta pagina

      Te gusta esto

  21. Todo se ve muy lindo en la psicologia, pero que se hace cuando uno de tus hijos te dasafia delante de sus hermanos? Todo esta muy bien pero los padres no somos sus amigos, somos sus padren y ellos Deben enterderlo asi, un mal comportamiento o un desafio hay que tomarlos en serio y responder firme a ellos, sino, seremos los padres flojos que los hijos los manipulan como muñecos y son unos mal educados y groseros. Educa a tu hijo bien y no tendras que ir a verlo a la prision por ser un padre falta de character . La disciplina es parte del amor y ellos lo saben, la spicologia nueva de la autoestima y su privacidad lo veo ri
    diculo, mis hijos saben que los quiero y lo saben porque los disciplino y quiero que sean hombres de bien.

    Te gusta esto

    • Sra. Gonzalez:

      En este mismo espacio Andrés (NOVIEMBRE 21, 2013) colocó: “Se trata de respetar a los hijos tanto como esperamos que ellos nos respeten a nosotros. El ser padre no nos da el derecho de maltratar de ninguna manera a nuestros hijos, no debemos olvidar que NO somos sus dueños, sólo somos sus guías. En la vida, como tratas serás tratado. Jamás le he pegado o le he gritado a mi hija, le hablo claro y firme si le llamo la atención y ante todo respeto. Así cómo le digo lo malo, también le digo lo bueno, y si me equivoco, soy el primero en acercarme y pedirle disculpas. El resultado a sido bueno, hoy en día tiene 12 años y se me acerca sin miedo y me habla sin temor. Siempre dije que no quería que mi hija me tuviera miedo como hizo mi padre conmigo, mi meta es que me respete y me vea como un buen ejemplo.”

      Y yo acompaño esta idea, el ser padres no quiere decir que somos dueños de los hijos, para ellos debemos ser solo ASESORES, no son de nuestra propiedad. La autoridad no se impone ni esta ligada a gritos, malos tratos o golpes, la sociedad se maleduco en ese respecto. En el caso de que un hijo te responda mal, o te desafíe en frente de un hermano o algún extraño, tienes doble trabajo educar a tu hijo y a tu hermano, corregir con el tono de voz adecuado y las palabras correctas sin ofender ni maltratar, no es muestra de falta de carácter, es muestra de una sana convivencia con los seres que salieron de ti y que amas mas que a nada en el mundo, tus hijos, para los que quieres lo mejor. Gracias!

      Te gusta esto

  22. Deberia ser asi. Pero el leer es facil pero la practica es otra cosa. Siempre me estreso en las mananas tengo que salir corriendo al trabajo. Tengo dos hijos de edades 5 y 7. La menor se demora un monton todas las mananas en lugar de apurarse se pone a jugar, siempre hace lo mismo. En todo caso quiero mejorar mi paciencia y ser mejor madre. Como han hecho algunas de ustedes voy a imprimir grande los principales pasos y pegarlos en la pared de mi cuarto para recordame todos los dias y controlarme a mi misma. Amo mis hijos. Gracias a los creadores de este sito.

    Te gusta esto

    • Probablemente se demora porque obtiene tu atención cuando la riñes. Prueba a ordenarselo solo una vez diciendole las consecuencias de no hacer lo que le mandas, asegurate de que lo ha entendido y no la atiendas hasta que haga lo que debe diciendole ” cuando hagas lo que te he pedido te atendere”, de ese modo hará lo que le has pedido para tener tu atención. Importantisimo, cuando empiece a hacer lo que debe elogiala, así obtendrá tu atención y repetirá la acción en el futuro. Leer es vital para aprender. Muchas gracias por paginas como esta!!!!!!

      Te gusta esto

  23. No soy madre aun pero sufri mucho todos los puntos que mencionaste. Y quiero darles las gracias por este excelente articulo ya que me ayudaria muchisimo para el futuro. Bendiciones!!

    Te gusta esto

  24. Estoy a la espera de mi primera hija y también a la espera de mi titulo de Licenciada en Educación y creo totalmente en que hay que tener cuidado con el lenguaje que se utiliza con los pequeños, y las cosas que se le dicen, pues estas son tomadas por ellos en su sentido mas estricto.
    Ahora, que difícil es tener la paciencia para utilizarlas en el momento correcto, pues este tipo de comunicación es lenta, y el “mundo” va mas rápido que los padres (o maestros), teniendo en cuenta que el niño no es solo de los padres, no están encerrados en un globo, sino que familiares, compañeros de escuela, amigos y demás a veces van mas rápido siendo represivos, ofensivos, etiquetadores y demás con los chicos. Allí se encuentra la verdadera lucha en la crianza de los mas pequeños.

    Te gusta esto

  25. Muy buenos los consejos! ojalá mas padres estuvieran comprometidos con los seres que trajeron al mundo como para investigar y esforzarse por hacer lo mejor posible su tarea como guías de sus hijos!
    No hay que olvidarse que sólo nuestro Creador y Padre puede darnos el verdadero amor para poder hacer bien nuestra tarea… cuando yo siento que ya no puedo mas, El siempre me da el aliento extra para seguir adelante!
    Un consejo mas… hay que tratar de disfrutar de la etapa por la cual estamos pasando con nuestros hijos… tratar de contactar con los momentos que, aunque cotidianos, son muy especiales y únicos… nadie tiene la vida comprada… disfrutemos de nuestros hijos mientras los tengamos, o estemos! agradezcamos por la salud de ellos y la nuestra y dejemos de hacernos un mundo por cuestiones menos importantes aunque aveces aparecen como “urgentes”…
    Gracias por el artículo! muy bueno!

    Te gusta esto

  26. Me gusto mucho leer este artículo, es real y de verdad podes identificarte con muchas situaciones-expresiones, gran trabajo! y gracias por tomarte el tiempo de escribir sobre esto, saludos!

    Te gusta esto

  27. Los padres buscan fórmulas para “hacer” y lo que realmente están necesitando cambiar es la forma de “ser” y dejar de “hacer” muchas cosas.

    Quieren (queremos) dar las soluciones a los niños para que sean felices, cuando la solución es dejar que ellos sean.

    En fin, no quiero divagar más, que me pierdo.

    Gracias por tu artículo.

    http://carlosmelero.com

    Te gusta esto

  28. verdad…cuanto arrepentiiento de cuahndo fuieron pequeños1..inconciencia con lo que se les puede grabar..y ahora aun inconciencia..asi es es altisimo el costo para ellos y para mi ya que los amo!

    Te gusta esto

  29. a veces pienso que tanto cuidado con lo que le decimos a los niños, luego van a ser mayores o en el colegio otros niños les van a decir feos… o sus jefes les van a gritar ineptos o quizás que otra estupidez y ellos van a sentirse morir por que los criamos en una burbuja … pensando que son tan indefensos y no son capaces de ser fuertes en la vida… se lo van a tomar todo a lo grabe, no digo tratarlos mal, pero creo que uno puede enseñarles a ser fuertes y no tomarse todo tan “heavy”… ni morirse por que alguien de repente les dice “pavo” o “tonto”… y no encuentro que la gente sea mejor que antes y no había tanto estudio llorón sobre como tratar a los críos, inclusive es más eran mucho más fuertes, decididos y saludables de lo que son ahora… cualquier cosa los ponen “emo”…

    Te gusta esto

    • Este comentario esta totalmente fuera de lugar, alguien que estudia educación nunca podria decir tal cantidad de absurdos en tan pocas lineas. Precisamente si se estudia educación es para poder tener hijos emocionalmente sanos, felices, que sepan desenvolverse en la vida….. Un hijo “emo”,( emocionalmente jodido), no es feliz, muy probablemente a consecuencia de una incorrecta educacion, o mejor dicho una “educacion ausente”

      Te gusta esto

  30. Hola soy Eileen aveces me es dificil entender como disciplinar a mis hijos de 2 y 6 anos… Mi hijo aveces me alza la voz y se q esvpor la manera en q yo lo hago y la nena tambien y tiene 2 anitos me frustro y lloro mucho grito y se q eso los asusta como puedo hacer q sea diferente para q no me teman y me a known en como yo a ellos q son todo para mi…

    Te gusta esto

  31. Yo he aprendido con mis dos hijas de 7 y 4 años, que lo mejor, mejor, mejor, es educar desde el CORAZÓN. Cuando sientes una punzada, es que algo estas haciendo poco correcto, pero si PIENSAS Y SIENTES, entonces sale del corazón lo mejor para cada una. Porque son muy diferentes. Hay que meterse en el papel de madre, es decir, dejar a la mujer, esposa, trabajadora, hija, amiga, vecina, cada una de ellas con sus exigencias y características, y ser MADRE. O sea, CORAZON Y MENTE. Darles lo bueno y mejor, con el mejor sentimiento. Aunque eso conlleve a veces, ser un poco firmes, pero los niños lo quieren. Si les das a elegir a uno que es disciplinado y ordenado a otro que es más desordenado, SEGURO que escojen al primero. Son niños, no son tontos, osea, saben elegir su propio beneficio. He aprendido mucho de mis hijas, y les aseguro que saben cuidarse muy bien. Un beso a tod@s y animo, que con AMOR, se han derribado peores barreras.

    Te gusta esto

  32. Por eso los niños de hoy estan tan malcriados, ni tienen respeto a sus mayores ni maestros, por tanta consideracion y pseudo-psicologia que solo perjudica mas a los niños a la larga. Hoy en dia ves a padres que no le importa que los hijos hagan berrinches en la calle por todo o que griten o molesten a los demas por el afan de “no traumarlos”. Por favor!!, lo que les estan enseñando es no respetar a los demas y no entienden que los alaridos de sus hijos molestan a los demas, Se necesita orden y guia para los niños y que aprendan a respetar, no niños irresponsables que creceran pretendiendo que lo merecen todo. Hay que tener un equilibrio, y no creer en las “enseñanzas” psicologicas new-age que no dejan nada bueno.

    Te gusta esto

    • Obviamente la opinion de hector solo es la opinion de jna persona que desconoce los estudios que se han llevado a cabo y lo muy positivo de educar a los hijos como hacemos actualmente, frente a los supuestos metodos de mano dura que se llevaban antes, donde no se educaba, sino que se adoctrinaba. La opinion de una persona que no se ha molestado en estudiar y aprender no prevalece sobre la opinion de miles de profesionales que realizan una gran labor.

      Te gusta esto

  33. Grasias por el artículo en tweeter,esta maravillosos me sirvió mucho lo pondre en práctica sin duda.hojala pudieras mendarme por email.tengo 4 hijos gritó como loca ya me canse de mi misma..

    Te gusta esto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s