Eso dice el chef Auguste Gusteau en la película Ratatouille y así también lo creemos en Putum putum.

Por eso, para ir calentando motores (y desarrollar el juego simbólico en mi hija) he creado con dos cajas de cartón esta simpática cocinita. Los accesorios son las cucharas de madera y las ollas de mamá. Es muy fácil de hacer y simplemente usando lo que tenemos en casa y a mano.

Imagen

Luego me cuentan la carita que ponen sus hijos al ver que tienen una cocinita igual a la de mamá y papá.

Anuncios