Vía Amamanta con Estilo

“Antiguamente nuestros padres pensaban que cargar al bebé era sinónimo de “malcriarlos”, pero según estudios realizados por psicólogos y especialistas, cuando cargas a tu bebé, estableces un contacto íntimo con él en sus primeras etapas y estas formando un niño emocionalmente sano. Observa todos los beneficios que implica cargar al bebé: favoreces su desarrollo neural, al descubrir sensaciones a través del tacto; fortalece el vinculo madre e hijo por medio del contacto piel a piel, pues necesita apoyarse y sentir seguridad en su entorno; cuando un bebé llora necesita satisfacer alguna necesidad puede ser hambre, frío, estrés ó simplemente quiere sentir el calor y la tranquilidad que le generan los padres; cuando el bebé esta en brazos de la madre escucha los latidos del corazón de la madre, ese sonido tan familiar de cuando estuvo en el vientre materno y se siente mas tranquilos… ¡Fortalece su autoestima y hazle sentir querido!”

Joanna Vasquez

vía Facebook.

Anuncios