En este post hablaremos de la importancia de organizar el espacio para que los bebés puedan disfrutar jugando. Les propondremos algunas ideas para mejorar la distribución y verán como también mejorará la predisposición de los bebés a explorar, descubrir y divertirse.

espacio para bebés 0 a 3 años

1- Clasificar los juguetes. Esto se puede hacer con cestas, cajas o cajones. Sería ideal si podemos poner por separado según el tipo o la temática del juguete. Ej: en una caja con el nombre “música” poner los instrumentos musicales, sonajeros, etc. En otra los juegos de encaje, o los libros o los peluches. Estemos atentos a cuáles son los preferidos de nuestros hijos como para organizarlos en función de su interés.

.
2- Ubicación en el espacio. Para ubicar las cestas o cajas tenemos que tener presente que el objetivo es que el bebé pueda reconocer a donde puede ir a buscar determinado material. Sugiero que prueben también modificar la distribución para jugar con la sorpresa y/o que el bebé descubra algo que antes no le prestaba atención porque no estaba a su alcance.

.
3- Accesibilidad. Los objetos deben estar a su altura. Si están en el suelo mejor, pero si tenemos mesas bajitas (para cuando ya empiecen a ponerse de pie), son de mucha utilidad para que se acerquen a explorar qué hay allí. Aquellos que tengan muchas piezas -que suelen terminar desperdigadas por toda la casa-, sugiero que dejemos sólo uno o dos a su alcance y luego vayamos intercambiando con otros que hayamos guardado.

juegos para bebés 0 a 3 años4- Menos es más. Los bebés saben sacar provecho de lo que tienen y no necesitan una montaña de juguetes para estarentretenidos. Sugiero que cada semana hagamos una selección consciente de los juguetes que dejaremos a su disposición y guardemos el resto. Y a la semana siguiente observemos cómo reaccionan los peques al reencontrarse con aquellos juguetes que habían estado guardados.

5- Explorar libremente en compañía. Los bebés disfrutan explorando: su cuarto, la cocina, el baño…toda la casa! Pues dejemos que miren, toquen, abran, cierren, tiren y acompañemos sus pasos. Podemos guiarlos o simplemente dejarles hacer, y sino queremos que toquen o hagan algo, pues se lo diremos y sino hace caso, o retiramos el objeto o buscamos otra cosa para llamar su atención. Siempre cuidando de su seguridad.

Nuestro hogar debe ser un espacio seguro, cálido y lo más organizado posible. Cuando las cosas tienen un lugar, los niños aprenden a ubicarlas donde corresponde, pero somos nosotros quienes debemos proveerles herramientas para su desarrollo.

Anuncios