Estas palabras han vuelto a mí para recordar el camino que elegí y quiero compartirlas con todas las madres que necesitamos de vez en cuando tomarnos una pausa, respirar profundo, para luego retomar la vida con más ganas.

RESPIRA.

Serás madre toda tu vida.

Enséñale las cosas importantes, las de VERDAD: A saltar los charcos, a observar los bichitos, a dar besos de mariposa y abrazos muy fuertes. No olvides esos abrazos y no se los niegues NUNCA: puede que dentro de unos años los abrazos que añores sean los que no le diste.

respira serás madre toda la vida

Dile cuanto LE QUIERES siempre que lo pienses. Déjale imaginar, imagina con él. No lo dejes llorar, llora con él. Las paredes se pueden volver a pintar, los objetos se rompen y se reemplazan continuamente: los gritos de Mama DUELEN PARA SIEMPRE.

Puedes lavar los platos más tarde, mientras tú limpias… él crece. Él no necesita tantos juguetes.
Trabaja menos y quiere mas, y sobre todo, RESPIRA.

Serás madre toda tu vida… El solo sera niño una vez.

(Autor desconocido)

Fuente de imagen: ver pinterest

Anuncios