Si algún día soy abuela quiero emocionarme hasta las lágrimas al tener a mis nietos en brazos, por primera vez.

Si algún día soy abuela quiero desentenderme de la educación para jugar con mis nietos, mimarlos sin restricciones y disfrutar de su cariño. Quiero contarles cuentos, pero también las historias de sus antepasados para que sepa de donde vienen.

Si algún día soy abuela quiero observar cómo mis hijos deciden corregir los errores que yo cometí con ellos. Sueño con verlos adultos, tomando sus decisiones, defendiendo sus opiniones, marcando su territorio y me lleno de amor y respeto hacia ellos.

Si algún día soy abuela quiero ser junto a mi esposo, dos abuelos enamorados que brillan de amor por la familia que han creado.

Si llego a ser esta abuela que sueño, es que entonces habré vivido intensamente la maternidad y habré podido encontrar mi sitio y así podrán tener espacio las futuras generaciones.

Imagen

Anuncios