salidas en familia

Hace poco alguien comentaba en la página de Facebook que se hace cada vez más difícil divertirse sin gastar dinero. Dichas esas palabras me puse a reflexionar, y charlando con mi pareja nos propusimos escribir un listado de actividades que se pueden hacer con los hijos sin necesidad de consumir para pasarlo bien. Claro que la lista no está cerrada y esperamos que aporten con sus propias experiencias. Por lo pronto aquí van algunas propuestas que hacemos nosotros y que, debo aclarar, nos basamos en no consumir fuera de casa con la idea de transmitirle a nuestra hija que podemos pasarlo bien sin necesidad de comprar o consumir nada. Estoy segura que en cada casa tenemos mucho más de lo que podemos necesitar para hacer algo divertido, sin mencionar lo que nuestra imaginación puede crear. No hay más secreto que dejar volar la imaginación y para eso, nuestros hijos serán siempre nuestros grandes maestros.

1) Picnic al aire libre. En vez de comer en casa, preparar unos tupper con la comida y una manta e ir a un parque a comer, charlar y disfrutar.

2) Merienda en el parque. Esta propuesta se asemeja a la anterior pero podemos llevar fruta fresca, frutos secos, zumos, galletas, pan…lo que quieran, y hacer una merienda rica y sana en un lugar distinto. Lo mismo que haríamos en casa frente al televisor, que muchas veces pasa. También podemos llevar el “juego de té” con el que juegan nuestros hijos (en caso de que lo tengan) y jugar a tomar el té en el parque y de paso, merendamos.

3) Paseos. Muchas veces todo lo que hacemos es salir a pasear y no nos sentimos tentados de consumir porque llevamos de casa lo que podríamos necesitar: agua, fruta, galletas, etc. Hacer una pausa en la caminata para comer, charlar y recuperar fuerza es de lo más divertido para los peques.

divertirse en familia

4) Visitas a  la biblioteca. Tardes de frío o de mucho calor son ideales para esto. Nos acercamos a la biblioteca del barrio o a veces vamos a tiendas especializadas en libros infantiles donde te dejan coger los libros y leerlos tranquilamente. A mi peque le encanta y se divierte sin apego por los libros y sin necesidad de querer llevárselos a casa.

5) Cocinar juntos. Dentro de casa podemos hacer muchas actividades que a los peques les diviertan. Si están aburridos, lo mejor es proponerles ideas para que ellos escojan. La cocina ha sido algo muy divertido -y sigue siéndolo- para mi hija. Mi peque me ayuda  a hacer pan, y a veces se entretiene con alguna textura o algún ingrediente que le gusta mucho y es hermoso observarla meter sus pequeños deditos en la harina, o verla jugar con el agua y distintos recipientes, mintras yo cocino a su lado.

6) Sacar los juegos de casa al parque. Llevar la bicicleta o los patines o el triciclo. También la pelota. Esto para las familias que no tienen jardín es ideal. También podemos sacar a pasear al bebé de juguete o algún coche de carreras.

7) Actividades culturales gratuitas. En cada ciudad y en cada país, la municipalidad ofrece una serie de actividades gratuitas para las familias. Estaría bien estar informados y suscribirse para recibir los boletines por correo electrónico. De esta manera, antes de que llegue el fin de semana podremos escoger entre diferentes opciones: teatro, música, cuentacuentos, ferias, museos, talleres y más.

8) Juntadas con amigos en casa. Invitar a amigos o familia a merendar a casa y preparar algún juego especial. Podemos incluso buscar materiales que tengamos como por ejemplo telas, o sábanas, y armar una tienda de campaña o un castillo de cartones, etc. Lo importante es estar abiertos a dar vuelta la casa y soltarnos a divertirse.

9) Visitar un barrio desconocido. Nosotros no tenemos coche, pero aún así de vez en cuando, tomamos un autobús y aparecemos en un barrio que no conocíamos de nuestra ciudad. A los niños y a los grandes nos gusta descubrir algo nuevo y hacer relaciones mentales con lo ya conocido. Claro que esta opción es para aquellos que viven en ciudades grandes y tiene la opción de aventurarse por ella.

Lo importante es que no hace falta tampoco usar el coche para pasarlo bien. Estoy segura que la lista sigue y que ustedes harán actividades parecidas y muchas más. Por eso creo que no, no es necesario consumir para pasarlo bien. Como tampoco creo que es necesario entretener a los niños con la tele cuando lo que necesitan es nuestra atención y nuestro tiempo. Todo depende de nuestra disponibilidad y en esto soy firme: “el que quiere, puede”.

Anuncios