Buscar

Putum putum

A blog made with love

Etiqueta

árbol familiar

Ser UNA con los fluídos

La maternidad me ha reconciliado con los fluidos. Sobretodo los corporales. Babas, leche, caca, pis…son parte de traer una bebé al mundo. Parece que la maternidad te expone a todo lo que no tenías contacto antes, sea porque estaba ahí y no le hacías caso, o porque al verlo en tu hija te parece que todo es hermoso y que su caca huele a flores de la pradera.

Seguir leyendo “Ser UNA con los fluídos”

Anuncios

Despedir a mamá

despedir a mamá

Ya habrán notado que llevo un tiempo sin pasarme por aquí. No he dejado este espacio, no. Este tiempo de silencio tiene una explicación. El pasado  2 de enero, después de una larga enfermedad, el cuerpo de mi mamá dijo basta y su corazón ya débil y cansado dejó de latir. Escribo con la dificultad de las lágrimas y la tristeza, pero escribo para poner palabras a la emoción que se siente al despedir a mamá. Seguir leyendo “Despedir a mamá”

Renuncio al sacrificio


Renuncio al sacrificio
de ser feliz porque los que me rodean están sufriendo.
              … al sacrificio de disfrutar de la vida porque me siento culpable de que otros no puedan hacerlo.
              … al sacrificio de hacer lo que no quiero y elijo hacer las cosas desde el amor y la entrega pura.
              … al trabajo sacrificado para poder darme ciertos gustos materiales.
              … a sacrificar mi cuerpo para demostrar que comprendo el dolor ajeno.
              … a pretender que otros se sacrifiquen igual que yo y renuncio a que mi hija sacrifique su alegría de vivir por las responsabilidades de los adultos.
              … al sacrificio de mis padres, abuelos y demás familiares. Ellos lo hicieron lo mejor que pudieron pero a mí ya no me toca sacrificarme, sino simplemente ser feliz.
              … a vivir una vida sacrificada, sin dejar tiempo para mí y para disfrutar de mi familia y amigos.
             … a los condicionamientos de mis ancestros que me pesan y no me corresponden. 
Respeto el dolor ajeno, respeto las decisiones que cada uno toma en su vida, pero ya no me apropio, ya no más. 
A partir de hoy, declaro que viviré para disfrutar, para conectarme con el lado alegre de la vida, a respetar mi dolor y el dolor ajeno, pero sin perder mi individualidad ni mis ganas de vivir. 
 
renuncio al sacrificio

. Seguir leyendo “Renuncio al sacrificio”

Álbum de familia

Alain Laboile es un escultor y fotógrafo francés, padre de seis niños, que retrata el modo espontáneo en que los niños -en este caso los suyos- “aprehenden” el mundo que los rodea.  “La Famille” es el trabajo fotográfico de este artista que bien merece un reconocimiento y una entrada propia porque me he enamorado de la belleza de sus imágenes y de la frescura de la niñez retratada.

Este padre no hizo más que mirar a su alrededor y capturar con su cámara un mundo infinito de juego, aprendizaje y vida.

Aquí algunas imágenes para deleitarse:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Fuente: https://www.facebook.com/alain.laboile

Artículos relacionados: http://www.huffingtonpost.es/

Cuando el sentir de los padres influye en los hijos

Comparto con ustedes una entrevista que tuve la oportunidad de realizar a María José Fernández Rodríguez* -especialista en Biodescodificación o BioNeuroEmoción (BNE)**-, en la que abordamos temas como el embarazo, los embarazos no deseados,  el aborto involuntario, los partos asistidos, la lactancia, para explicarnos cómo influye el trasfondo emocional de la madre en el hijo y qué relación guarda el inconsciente familiar cuando estos actos de la vida no se dan de manera natural.

Biodescodificación

Lo que causa el problema en el niño es que él tiene toda la información y ve que le dicen otra cosa, entonces eso no cuadra en él. Por eso, cuando al bebé o niño se le cuenta la verdad, cuadra lo que él ha percibido del inconsciente  de los padres con lo que realmente le están diciendo.

¿Qué ha significado para ti la Biodescodificación a lo largo de estos años? 

Cuando yo hice la formación en BioNeuroEmoción  fue primero un trabajo personal muy intenso porque se trabajaba mucha teoría y mucha práctica y se aplicaban todos los protocolos y claro, al aplicarlos a mí misma yo lo viví además como un curso de crecimiento personal, de tomar consciencia de quién eres y que se abre el mundo biológico de una manera espectacular y entiendes el funcionamiento sin explicaciones artificiales, sino pura biología.

¿Qué es el Proyecto Sentido (PS)? 

El proyecto sentido es aquello que los padres desean y piensan no sólo consciente sino también inconsciente de lo que va ser su hijo y de lo que quieren para él y además de lo que están viviendo en el momento de la concepción, del embarazo y hasta los primeros años de vida y cómo repercuten todas esas vivencias y emociones, sentimientos, como todo eso influye en la vida de ese hijo que va a nacer y cómo le va a condicionar.

¿Eso parece algo que es inevitable? 

Inevitable… sí. Es inevitable y como madre te das cuenta de la cantidad de errores que has cometido. Yo me consideraba una madre con una cierta consciencia a la hora de quedar embarazada y tener a mi hijo pero con el PS eso se desborda. Yo vi lo corta que me había quedado en muchísimas cosas y la cantidad de información que aporta el PS y cómo puedes vivir el embarazo y el parto de otra manera y criar a los hijos de otra manera. Es una manera distinta de concebir la vida.

¿Con esto tú propones que es importante conocer el PS? 

Yo propongo que una madre sea consciente del nuevo ser y de lo que ello implica. Que disfrute el embarazo y que se deje sentir, porque todas las emociones que el padre y la madre vivan las va a vivir el hijo, de forma inconsciente. Es a través de la madre y del padre que él recibe toda la info. De situaciones de alegría de felicidad, de tristeza, de violencia…cualquier emoción. Cualquiera, el hijo la va a recibir.

Sin repetir la historia

historia de mi abuela

Poco antes de morir, mi abuela me contó la historia del “Gran Amor” de su vida. Un coronel que conoció a sus 20 años del cual se enamoró con un flechazo de cupido y al parecer, el sentimiento era mutuo. Ese coronel que la cortejaba estaba altamente cotizado entre la muchachas de su pueblo, pero él sólo tenía ojos para Ana (mi abuela). La historia parecía de cuento de hadas, hasta que un día lo mandaron llamar al Coronel para mandarlo a la frontera de Croacia, pues estaban en guerra y debía estar allí. Este joven apuesto, muy valiente y caballero, enseguida vio que la solución era pedir la mano de mi abuela para no tener que separarse de ella. Y con la certeza de que el amor que sentían iba a darles una vida de felicidad, dejó en manos de ella tal decisión. Seguir leyendo “Sin repetir la historia”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: