Buscar

Putum putum

A blog made with love

Etiqueta

berrinches

Desmontando a la “mala madre”

Tras la repercusión de la publicación del artículo “12 maneras de ser una mala madre” en Facebook, me he visto en la posición de responder a través de este post mi visión sobre los “consejos” que da la autora del artículo, Megan Wallgren.

 

“No tenemos que caer en la trampa de ir por el camino trazado, de la manera `normal’ de criar y educar a los hijos manteniendo con ellos una relación de prepotencia.” (Casilda Rodrigáñez)

Somos comunicadores, cuidemos el lenguaje.

En primer lugar, quiero aclarar que se puede estar más o menos de acuerdo con las propuestas para ser una “mala madre” -me cuesta utilizar esta expresión de lo poco que me gusta etiquetar a las personas-, pero ante todo quiero aclarar la importancia de cuidar el lenguaje. Como comunicadores, es nuestra tarea buscar información, fuentes que respalden nuestras hipótesis, dedicar un tiempo a la reflexión personal y sobretodo, cuidar la manera en que comunicamos nuestro mensaje. Creo que al hablar de “malas madres” ya empezamos mal. “Si tu hijo te dice que eres una mala madre, entonces debes sentirte orgullosa de que estás haciendo las cosas bien” ¿¿Perdón?? Estoy de acuerdo con que existan normas que sirvan para la convivencia y el desarrollo de las personas que componen el grupo familiar pero…¿por qué esas normas deben ser tomadas por los padres sin posibilidad de considerar lo que los niños quieren u opinan? ¿Por qué sus deseos son reducidos a meros caprichos ante los que no hay que ceder? No podemos generalizar. No podemos reducir todos los deseos de nuestros hijos a caprichos que deben ser ignorados porque prima la norma que han inventado los padres. ¿De verdad queremos criar hijos que aprendan a ignorar sus verdaderos deseos y a hacer lo que los demás le dicen que hagan, aunque no quieran? ¿Queremos criar hijos sumisos o libres? Seguir leyendo “Desmontando a la “mala madre””

Resolución respetuosa de conflictos

La resolución de conflictos entre los niños se vuelve un tema delicado cuando te propones intervenir para ayudar, pero sin que dependan de ti para llegar a una solución. Los niños se pelean, discuten, y uno interviene queriendo ayudar y muchas veces termina sintiéndose peor que ellos.  

 

¿Por qué es tan importante una resolución respetuosa de conflictos?

manejo respetuoso de conflictos.

Porque si creemos que una crianza respetuosa es posible, queremos actuar en esa línea con todo lo que va surgiendo en el día a día con nuestros hijos, y la resolución de conflictos es un tema clave. Comentándolo con otros padres, teníamos en claro que la intervención del adulto debía ser respetuosa con las individualidades y debía poder brindarle  herramientas a los niños para que ellos mismos lo resolviesen.  Parecía imposible que existiera una solución a esto…pero la hay. Recientemente una madre amiga de una escuela de educación libre nos habló de unos vídeos en los que se ocultaba una propuesta respetuosa para manejos de conflictos. Los vimos, tomamos nota y lo pusimos en práctica…y ¡funciona!! Seguir leyendo “Resolución respetuosa de conflictos”

8 artículos que necesitas leer sobre Crianza Respetuosa

crianza respetuosa
Lourenço Gonçalvez – Pintor brasileño

He leído mucho sobre el tema. He hablado con otros padres, buscado opinión de profesionales y creo tener en claro hacia dónde quiero ir con la crianza de mi hija. Aunque la teoría la tengo muy bien, la práctica es desafiante. Un hijo te pone a prueba todo lo que has leído , y sabe tocar ahí donde hay emociones que están trabadas y que no tenías idea de que te estaban afectando. Por tanto, hoy quiero compartir con ustedes una serie de artículos muy interesantes para seguir pensando juntos (o en solitario, como más les guste), la manera que más nos sirve a cada uno, porque no olvidemos que nuestros hijos son únicos y nosotros también.  Seguir leyendo “8 artículos que necesitas leer sobre Crianza Respetuosa”

La comunicación no verbal y los niños

educar para ser rebeca wild

¿Qué pasa cuando decimos cosas que se contradicen con lo que realmente pensamos o sentimos? ¿De verdad creemos que nuestros hijos no se dan cuenta? Si hacemos eso, subestimamos su inteligencia, su capacidad para estar conectados con su intuición y su sensibilidad.  Seguir leyendo “La comunicación no verbal y los niños”

Reflexiones que nos ayudan a mejorar

He tenido la oportunidad de leer el libro “Educar para ser” de Rebeca y Mauricio Wild y debo decir que me ha ayudado a reflexionar sobre muchos aspectos del tipo de crianza y la educación que quiero darle a mis hijos.

Me identifico con sus autores porque se trata de una pareja que cambia su vida por completo al tener a su primer hijo y descubren que todo es más fácil cuando deciden ir al ritmo del niño y no al revés. El libro cuenta la experiencia de una pareja que ha montado una escuela propia de educación activa en Quito, Ecuador, en la que se ha sabido respetar a los niños en su individualidad, sus tiempos y curiosidad.

Quisiera compartir con ustedes algunas frases que más me han gustado y me han hecho modificar hábitos o interpretar mejor a mi peque. De todas formas, sugiero que lean el libro y si tienen oportunidad también otros libros de esta autora.

Imagen

¿Qué piensan de esta frase? ¿Les pasa que es instintivo decirles “No pasó nada” cuando lloran? ¿Les ha pasado que sus hijos han llorado mucho por algo que no parecía tener tanto sentido para nosotros pero que luego de llorar, el niño/a ha estado mejor o más aliviado?

A mí me ha costado desterrar esa frase, pero me doy cuenta que  siento mucha empatía cuando le doy su lugar al llanto de mi hija cuando se ha lastimado, cuando algún otro niño le ha hecho daño o cuando se siente mal porque quiere algo que no puede tener en ese momento. Ponerle palabras a sus emociones, decirle que entiendo que se sienta mal pero que “ahora no podemos”, me ha ayudado a transitar momentos de tristeza para ella, y de mucho aprendizaje para las dos.

Pronto compartiré más extractos para que sigamos compartiendo, pensando, probando, modificando actitudes, mejorando y sintiéndonos mejor con nosotros mismos y con nuestros seres queridos.

10 cosas que aprendí cuando dejé de gritarle a mis hijos

Una madre estadounidense de cuatro hijos se propuso a sí misma dejar de gritarle a sus hijos. Para eso creó el  “Desafío rinoceronte naranja” y un blog donde nos cuenta su experiencia día a día. En lo personal,  me gustó mucho este post que traduzco a continuación y quiero compartir con ustedes.

El Desafío rinoceronte naranja ya lleva más de 365 días así que ¡ánimo que se puede!

10 cosas que aprendí desde que dejé de gritar a mis hijos

Artículo original: 10 things I learned when I stopped yelling at my kids

 Traducción: Putum putum

Alguien me preguntó este fin de semana pasado, “¿cuáles fueron tus conclusiones por no gritar durante un año? ¿Has aprendido algo?” Eh, muy buena pregunta. Y me hizo pensar: “Bueno, ¿qué aprendí?” Voy a decir esto: aprendí mucho, mucho más de lo que puede caber en una posible entrada en el blog! Así que quiero compartir con ustedes las 10 mejores cosas que he aprendido de mi “Desafío Rinoceronte naranja” donde me prometí no gritar a mis 4 niños durante 365 días seguidos. Seguir leyendo “10 cosas que aprendí cuando dejé de gritarle a mis hijos”

Manejo respetuoso de las rabietas

Comparto este video desarrollado por el Sistema de Protección Integral a la Infancia “Chile Crece Contigo”.

Si bien los consejos son interesantes, no siempre resulta tan sencillo contener a nuestros peques cuando están en el medio de una rabieta. Pero vale que las instituciones inviertan en desarrollar material para difundir a través de las redes sociales y de internet. Cuanta más información podamos tener, más herramientas para decidir cómo manejaremos las distintas situaciones que se nos vayan presentando con nuestros hijos.

En lo personal, intento respetar las rabietas y las frustraciones de mi hija. Ayudarla a poner palabras a lo que siente nos resulta muy útil a las dos. Aunque noto que quienes lo llevan peor son los demás. En el super, en la calle, a la gente le molesta oír o ver a un niño protestando y no voy a decir que no lo es, pero es cierto que ahora que soy madre, comprendo que cada niño se expresa como puede y somos los padres los que debemos tener infinidad de recursos para ayudar a pasar esta etapa de la mejor manera posible.

Es un ejercicio constante, a veces no hay descanso, pero ellos nos necesitan y lo agradecen.

Las emociones en la primera infancia

mano bebe y adultoConfieso que el mundo de las emociones es un tema que me atrapa y que me ha enseñado que los adultos tampoco lo tenemos tan claro como creemos.

¿Somos capaces de reconocer y expresar lo que sentimos? ¿Tenemos la costumbre de explicarle al otro cómo nos sentimos para que comprenda nuestra falta de atención, de presencia, etc.?

Pues si los adultos lo tenemos difícil, resulta más complicado aún exigirle a los niños -que están aprendiendo a hablar con gestos y/o palabras-, que puedan expresarnos lo que sienten cuando lloran o se empacan. Nosotros como padres debemos hacer un ejercicio de sinceridad con nosotros mismos y reconocer cuánto hablamos sobre nuesto sentir y cuantas veces le explicamos a nuestros hijos por qué reaccionamos así o asá.

Como en todo, deberíamos empezar a mirarnos a nosotros mismos y a poner en palabras nuestras emociones. Aunque no sepamos por qué estamos tristes, enfadados, felices, decepcionados, simplemente decir cómo uno se siente para brindar información que al otro le puede servir de mucho. A veces, al escucharnos a nosotros mismos podemos ser más autocompasivos y comprender el origen de una emoción encontrada. Pero aún si esto no sucede, por el simple hecho de hablar de cómo uno se siente produce una sensación de liberación o descarga. Y el cuerpo, la mente y el corazón lo agradecerán.

Seguir leyendo “Las emociones en la primera infancia”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: