Buscar

Putum putum

A blog made with love

Etiqueta

educar las emociones en los niños

Le hablaré a mis hijxs de ti

Eduardo Galeano

“Me gusta la gente sentipensante, 

que no separa la razón del corazón.

Que siente y piensa a la vez. Sin divorciar

la cabeza del cuerpo, 

ni la emoción de la razón.”

Eduardo Galeano (1940-2015) Seguir leyendo “Le hablaré a mis hijxs de ti”

El helecho y el bambú

 

 

bambu por michael seet en flickr

 

Un día decidí darme por vencido…renuncié a mi trabajo, a mi relación, a mi vida. Fui al bosque para hablar con un anciano que decían era muy sabio. Seguir leyendo “El helecho y el bambú”

Desmontando a la “mala madre”

Tras la repercusión de la publicación del artículo “12 maneras de ser una mala madre” en Facebook, me he visto en la posición de responder a través de este post mi visión sobre los “consejos” que da la autora del artículo, Megan Wallgren.

 

“No tenemos que caer en la trampa de ir por el camino trazado, de la manera `normal’ de criar y educar a los hijos manteniendo con ellos una relación de prepotencia.” (Casilda Rodrigáñez)

Somos comunicadores, cuidemos el lenguaje.

En primer lugar, quiero aclarar que se puede estar más o menos de acuerdo con las propuestas para ser una “mala madre” -me cuesta utilizar esta expresión de lo poco que me gusta etiquetar a las personas-, pero ante todo quiero aclarar la importancia de cuidar el lenguaje. Como comunicadores, es nuestra tarea buscar información, fuentes que respalden nuestras hipótesis, dedicar un tiempo a la reflexión personal y sobretodo, cuidar la manera en que comunicamos nuestro mensaje. Creo que al hablar de “malas madres” ya empezamos mal. “Si tu hijo te dice que eres una mala madre, entonces debes sentirte orgullosa de que estás haciendo las cosas bien” ¿¿Perdón?? Estoy de acuerdo con que existan normas que sirvan para la convivencia y el desarrollo de las personas que componen el grupo familiar pero…¿por qué esas normas deben ser tomadas por los padres sin posibilidad de considerar lo que los niños quieren u opinan? ¿Por qué sus deseos son reducidos a meros caprichos ante los que no hay que ceder? No podemos generalizar. No podemos reducir todos los deseos de nuestros hijos a caprichos que deben ser ignorados porque prima la norma que han inventado los padres. ¿De verdad queremos criar hijos que aprendan a ignorar sus verdaderos deseos y a hacer lo que los demás le dicen que hagan, aunque no quieran? ¿Queremos criar hijos sumisos o libres? Seguir leyendo “Desmontando a la “mala madre””

Cuando el amor a nuestros hijos no basta

El otro día oí decir a una madre amiga que los niños no saben lo que quieren. Al oír esas palabras una chispa saltó en mi interior. ¿Saben los niños lo que quieren? ¿Somos los padres los que sabemos lo que los niños quieren y/o necesitan mejor que ellos? 

.

Preguntas que vienen a mí con impulso y con sólo una certeza: “Los niños son auténticos”. ¿Qué significa esta autenticidad? Qué no dirán que sí con facilidad a algo que no les apetece, y que tal vez les cueste expresarse, pero si estamos atentos a sus manifestaciones podemos leer sus expresiones faciales y corporales al momento de tener que hacer algo que no les gusta.

 d6050e1712f226181be0b454d8de4c91

El nacimiento de nuestros hijos trae momentos de felicidad inigualables pero también conlleva nuevos caminos, nuevas formas de ver la vida y de mirarnos a nosotros mismos.

¿En qué momento de nuestras vidas perdimos esa autenticidad? 

¿Qué nos llevó a dejar de escuchar nuestros verdaderos deseos y a hacer cosas y/o tomar decisiones en contra del deseo más profundo de nuestro corazón?

Seguir leyendo “Cuando el amor a nuestros hijos no basta”

Resolución respetuosa de conflictos

La resolución de conflictos entre los niños se vuelve un tema delicado cuando te propones intervenir para ayudar, pero sin que dependan de ti para llegar a una solución. Los niños se pelean, discuten, y uno interviene queriendo ayudar y muchas veces termina sintiéndose peor que ellos.  

 

¿Por qué es tan importante una resolución respetuosa de conflictos?

manejo respetuoso de conflictos.

Porque si creemos que una crianza respetuosa es posible, queremos actuar en esa línea con todo lo que va surgiendo en el día a día con nuestros hijos, y la resolución de conflictos es un tema clave. Comentándolo con otros padres, teníamos en claro que la intervención del adulto debía ser respetuosa con las individualidades y debía poder brindarle  herramientas a los niños para que ellos mismos lo resolviesen.  Parecía imposible que existiera una solución a esto…pero la hay. Recientemente una madre amiga de una escuela de educación libre nos habló de unos vídeos en los que se ocultaba una propuesta respetuosa para manejos de conflictos. Los vimos, tomamos nota y lo pusimos en práctica…y ¡funciona!! Seguir leyendo “Resolución respetuosa de conflictos”

¿Qué sienten los niños cuando los apuramos?

.

Una mirada de una madre que hoy elige volver a ser una niña.  (por Sonia Z.)

.

Cuando el tiempo apremia nos damos prisa para vestirnos, desayunar, caminar, tomar el autobús y llegar puntual a destino. Corremos porque estamos pensando en lo que vendrá y las consecuencias de llegar tarde. Y mientras corremos no nos damos cuenta que todo se queda a medio camino: el desayuno no termina de bajar, la cabeza que ya se acelera pensando en lo que uno tiene que hacer y dejamos de mirar cómo nuestros hijos juegan y disfrutan del paseo con mamá o papá.

tiempo de los niños

Los adultos tenemos tanta prisa que incluso cuando nadie nos espera o nos presiona, también tenemos prisa. Llevo un tiempo observando y escuchando las prisas de los padres en el parque para que sus hijos se tiren por el tobogán, o que suban la escalera, o que se apuren con el caballo de muelles que se ha desocupado el columpio. Aún cuando la condición en el parque es la de jugar y olvidarse del tiempo, los padres seguimos estando apurados. Seguir leyendo “¿Qué sienten los niños cuando los apuramos?”

8 artículos que necesitas leer sobre Crianza Respetuosa

crianza respetuosa
Lourenço Gonçalvez – Pintor brasileño

He leído mucho sobre el tema. He hablado con otros padres, buscado opinión de profesionales y creo tener en claro hacia dónde quiero ir con la crianza de mi hija. Aunque la teoría la tengo muy bien, la práctica es desafiante. Un hijo te pone a prueba todo lo que has leído , y sabe tocar ahí donde hay emociones que están trabadas y que no tenías idea de que te estaban afectando. Por tanto, hoy quiero compartir con ustedes una serie de artículos muy interesantes para seguir pensando juntos (o en solitario, como más les guste), la manera que más nos sirve a cada uno, porque no olvidemos que nuestros hijos son únicos y nosotros también.  Seguir leyendo “8 artículos que necesitas leer sobre Crianza Respetuosa”

Despedir a mamá

despedir a mamá

Ya habrán notado que llevo un tiempo sin pasarme por aquí. No he dejado este espacio, no. Este tiempo de silencio tiene una explicación. El pasado  2 de enero, después de una larga enfermedad, el cuerpo de mi mamá dijo basta y su corazón ya débil y cansado dejó de latir. Escribo con la dificultad de las lágrimas y la tristeza, pero escribo para poner palabras a la emoción que se siente al despedir a mamá. Seguir leyendo “Despedir a mamá”

Renuncio al sacrificio


Renuncio al sacrificio
de ser feliz porque los que me rodean están sufriendo.
              … al sacrificio de disfrutar de la vida porque me siento culpable de que otros no puedan hacerlo.
              … al sacrificio de hacer lo que no quiero y elijo hacer las cosas desde el amor y la entrega pura.
              … al trabajo sacrificado para poder darme ciertos gustos materiales.
              … a sacrificar mi cuerpo para demostrar que comprendo el dolor ajeno.
              … a pretender que otros se sacrifiquen igual que yo y renuncio a que mi hija sacrifique su alegría de vivir por las responsabilidades de los adultos.
              … al sacrificio de mis padres, abuelos y demás familiares. Ellos lo hicieron lo mejor que pudieron pero a mí ya no me toca sacrificarme, sino simplemente ser feliz.
              … a vivir una vida sacrificada, sin dejar tiempo para mí y para disfrutar de mi familia y amigos.
             … a los condicionamientos de mis ancestros que me pesan y no me corresponden. 
Respeto el dolor ajeno, respeto las decisiones que cada uno toma en su vida, pero ya no me apropio, ya no más. 
A partir de hoy, declaro que viviré para disfrutar, para conectarme con el lado alegre de la vida, a respetar mi dolor y el dolor ajeno, pero sin perder mi individualidad ni mis ganas de vivir. 
 
renuncio al sacrificio

. Seguir leyendo “Renuncio al sacrificio”

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: