Buscar

Putum putum

A blog made with love

Etiqueta

lactancia

Ser UNA con los fluídos

La maternidad me ha reconciliado con los fluidos. Sobretodo los corporales. Babas, leche, caca, pis…son parte de traer una bebé al mundo. Parece que la maternidad te expone a todo lo que no tenías contacto antes, sea porque estaba ahí y no le hacías caso, o porque al verlo en tu hija te parece que todo es hermoso y que su caca huele a flores de la pradera.

Seguir leyendo “Ser UNA con los fluídos”

Anuncios

Lo que nos dejó la #SMLM 2014

Quiero aprovechar este espacio para agradecer a todas aquellas asociaciones, comadronas, doulas, madres, profesionales que han contribuido a hacer de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2014 (SMLM2014) un tiempo para tomar consciencia sobre la importancia de apoyar la alimentación natural y emocional de los bebés y los niños, a través del pecho de su madre.

Siento una profunda emoción al leer historias personales de mujeres que han logrado perseverar, ignorado las críticas  y consiguiendo dar de mamar a sus pequeños. Siento una inmensa alegría por sentirme una de ellas. Seguir leyendo “Lo que nos dejó la #SMLM 2014”

Estaremos en el congreso “Estilo de vida y salud pediátrica”

Los días 16 y 17 de mayo se realizará el VII Congreso de medicina naturista en Zaragoza con la temática “Estilo de vida y salud pediátrica”, y tengo el honor de haber sido invitada para hablar de “Alternativas a las guarderías en los primeros años de vida”.

congreso naturista pablo saz

Seguir leyendo “Estaremos en el congreso “Estilo de vida y salud pediátrica””

Un premio para el blog

Most influential blogger award

Una colega blogger a la que recomiendo visitar en Serenidad, olas y arena, me ha nominado al premio Most influential blogger  (Blog más influyente) “por ser uno de los blogs de la madresfera que más me inspiran y que más me llegan.”

Qué puedo decir…sí, ante todo puedo decir MUCHAS GRACIAS por tal reconocimiento, por tales palabras, por haber tenido en cuenta a este espacio para darle otro empujoncito más. Debo reconocer que no espero recibir premios -a esta altura una nominación es como un premio para mí-, pero cuando llegan estimulan, se agradecen, se sonríen, se comparten, se sienten bien.

Ahora me toca nominar a otros bloggers, responder a las preguntas e invitar a los nominados a que hagan lo suyo. Seguir leyendo “Un premio para el blog”

Cuando el sentir de los padres influye en los hijos

Comparto con ustedes una entrevista que tuve la oportunidad de realizar a María José Fernández Rodríguez* -especialista en Biodescodificación o BioNeuroEmoción (BNE)**-, en la que abordamos temas como el embarazo, los embarazos no deseados,  el aborto involuntario, los partos asistidos, la lactancia, para explicarnos cómo influye el trasfondo emocional de la madre en el hijo y qué relación guarda el inconsciente familiar cuando estos actos de la vida no se dan de manera natural.

Biodescodificación

Lo que causa el problema en el niño es que él tiene toda la información y ve que le dicen otra cosa, entonces eso no cuadra en él. Por eso, cuando al bebé o niño se le cuenta la verdad, cuadra lo que él ha percibido del inconsciente  de los padres con lo que realmente le están diciendo.

¿Qué ha significado para ti la Biodescodificación a lo largo de estos años? 

Cuando yo hice la formación en BioNeuroEmoción  fue primero un trabajo personal muy intenso porque se trabajaba mucha teoría y mucha práctica y se aplicaban todos los protocolos y claro, al aplicarlos a mí misma yo lo viví además como un curso de crecimiento personal, de tomar consciencia de quién eres y que se abre el mundo biológico de una manera espectacular y entiendes el funcionamiento sin explicaciones artificiales, sino pura biología.

¿Qué es el Proyecto Sentido (PS)? 

El proyecto sentido es aquello que los padres desean y piensan no sólo consciente sino también inconsciente de lo que va ser su hijo y de lo que quieren para él y además de lo que están viviendo en el momento de la concepción, del embarazo y hasta los primeros años de vida y cómo repercuten todas esas vivencias y emociones, sentimientos, como todo eso influye en la vida de ese hijo que va a nacer y cómo le va a condicionar.

¿Eso parece algo que es inevitable? 

Inevitable… sí. Es inevitable y como madre te das cuenta de la cantidad de errores que has cometido. Yo me consideraba una madre con una cierta consciencia a la hora de quedar embarazada y tener a mi hijo pero con el PS eso se desborda. Yo vi lo corta que me había quedado en muchísimas cosas y la cantidad de información que aporta el PS y cómo puedes vivir el embarazo y el parto de otra manera y criar a los hijos de otra manera. Es una manera distinta de concebir la vida.

¿Con esto tú propones que es importante conocer el PS? 

Yo propongo que una madre sea consciente del nuevo ser y de lo que ello implica. Que disfrute el embarazo y que se deje sentir, porque todas las emociones que el padre y la madre vivan las va a vivir el hijo, de forma inconsciente. Es a través de la madre y del padre que él recibe toda la info. De situaciones de alegría de felicidad, de tristeza, de violencia…cualquier emoción. Cualquiera, el hijo la va a recibir.

“15 minutos en cada teta, que no es chupete”

Así me dijo la matrona que me asistió en el parto cuando tenía a mi hija recién nacida en brazos. Y yo la miré, miré a mi hija y ahí supe bien qué hacer: no hacerle caso.

Lo mismo me pasó con el primer pediatra al que llevé a Amanda con tan solo 10 días. Sin dejarnos hablar, inició la consulta diciéndonos todo lo que él sabía sobre cuidados, crianza y sobre psicología (aunque carecía de dicho título). Me preguntó cada cuanto le daba la teta y ante mi respuesta “a demanda” me dijo: “Mal, mal, mal, muy mal. La teta cada 3 horas, y 15 minutos en cada pecho. Después vienen los padres colgándose de la puerta porque no pueden dormir.” Y aunque yo le expliqué que mi hija mamaba muy lentamente porque no tenía mucha fuerza y por eso no podía medirlo en minutos, él insistió con que siguiera las reglas. Pero al pesarla y darse cuenta que en 10 días había superado ampliamente el peso con el que nació, se tuvo que tragar sus palabras, aunque siguió sin darme la razón.

Al salir de la consulta, miré a mi marido y le dije “a este pediatra, no volvemos más”. Aunque estaba a la vuelta de casa, no quiero tener un pediatra que no nos escuche, que no mire a mi hija, que no se interese por ella más allá de lo que digan los libros que él leyó. Y nuevamente desobedecí e hice lo que sentía y seguí los pasos de la crianza con apego: dar el pecho cuando la criatura lo requiriese.

Recuerdo también haber recibido el consejo de una enfermera de hacerle un “pinchacito” a mi hija cuando empezaba con la alimentación complementaria. A mi hija que pesaba 9kg a los 6 meses, que lactaba a demanda y que no comía carne porque sus padres son vegetarianos y no querían darle carne.

Entonces consulté con un médico naturista que nos tranquilizó y nos felicitó por todo lo que estábamos haciendo y me dijo: “Mientras le des teta, no me importa sino come, porque la teta le da todo lo que necesita.”

Hoy mi hija tiene 18 meses. Le gusta comer cuando tiene hambre, cuando el plato del día le apetece y cuando no, no come. Cuando su cuerpo no le pide, decide no comer. Y yo aprendo a respetarla porque confío en su sabiduría. Confío en que ella sabe más que yo escucharse a sí misma y respetarse, y sé que es pasajero, que no estará en ayuno un mes entero sino algún día o varios y que tiene la teta cuando quiera.

Escribo para encontrarme desde el relato con otras madres que han pasado experiencias parecidas y que se han animado a desobedecer, a curiosear, a defender a sus hijos y escucharlos por encima de la opinión de algunos que se creen que existen únicas reglas para todos por igual, como si los niños fueran todos iguales o vivieran todos lo mismo según la edad, el peso, etc.

Quiero invitar a esas madres que cuando algo les hace “ruido” o no les cierra en la cabeza o más bien, en el corazón, buscan, se informan, preguntan y dan con las respuestas que más tranquilizan su alma. Y a las que no se animan, también las invito a dar el paso, pues nadie mejor que una mamá para saber lo que su hijo necesita.

 

lactancia a demanda, crianza con apego

 

 

 

 

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: