Buscar

Putum putum

A blog made with love

Etiqueta

sanación

Ser UNA con los fluídos

La maternidad me ha reconciliado con los fluidos. Sobretodo los corporales. Babas, leche, caca, pis…son parte de traer una bebé al mundo. Parece que la maternidad te expone a todo lo que no tenías contacto antes, sea porque estaba ahí y no le hacías caso, o porque al verlo en tu hija te parece que todo es hermoso y que su caca huele a flores de la pradera.

Seguir leyendo “Ser UNA con los fluídos”

Desmontando a la “mala madre”

Tras la repercusión de la publicación del artículo “12 maneras de ser una mala madre” en Facebook, me he visto en la posición de responder a través de este post mi visión sobre los “consejos” que da la autora del artículo, Megan Wallgren.

 

“No tenemos que caer en la trampa de ir por el camino trazado, de la manera `normal’ de criar y educar a los hijos manteniendo con ellos una relación de prepotencia.” (Casilda Rodrigáñez)

Somos comunicadores, cuidemos el lenguaje.

En primer lugar, quiero aclarar que se puede estar más o menos de acuerdo con las propuestas para ser una “mala madre” -me cuesta utilizar esta expresión de lo poco que me gusta etiquetar a las personas-, pero ante todo quiero aclarar la importancia de cuidar el lenguaje. Como comunicadores, es nuestra tarea buscar información, fuentes que respalden nuestras hipótesis, dedicar un tiempo a la reflexión personal y sobretodo, cuidar la manera en que comunicamos nuestro mensaje. Creo que al hablar de “malas madres” ya empezamos mal. “Si tu hijo te dice que eres una mala madre, entonces debes sentirte orgullosa de que estás haciendo las cosas bien” ¿¿Perdón?? Estoy de acuerdo con que existan normas que sirvan para la convivencia y el desarrollo de las personas que componen el grupo familiar pero…¿por qué esas normas deben ser tomadas por los padres sin posibilidad de considerar lo que los niños quieren u opinan? ¿Por qué sus deseos son reducidos a meros caprichos ante los que no hay que ceder? No podemos generalizar. No podemos reducir todos los deseos de nuestros hijos a caprichos que deben ser ignorados porque prima la norma que han inventado los padres. ¿De verdad queremos criar hijos que aprendan a ignorar sus verdaderos deseos y a hacer lo que los demás le dicen que hagan, aunque no quieran? ¿Queremos criar hijos sumisos o libres? Seguir leyendo “Desmontando a la “mala madre””

Mi pascua de resurrección: el día que volví a nacer

Llevo días de cambios, de nuevos desafíos en mi vida y mi ausencia por este espacio es una manera de respetar mis silencios, para poder escuchar mi voz interior. La historia que narraré hoy me tiene de protagonista y siento que es el día y el lugar para compartirla. Espero que disfruten este día de milagros y deseo de corazón que puedan encontrar en su interior la fuerza necesaria para salir adelante ante las dificultades de la vida.

Seguir leyendo “Mi pascua de resurrección: el día que volví a nacer”

La carta de un padre a una hija

carta de un padre a una hija

Un padre psicólogo de Estados Unidos, Kelly Flanagan, decidió escribirle una carta a su hija sobre lo que él quisiera para el hombre que se enamorara de ella. Inspirado en sus pacientes femeninas y con gran sentido de la “paternidad consciente”, este padre escribe también para aquellos niños que serán los hombres del mañana.

Artículo original: La carta de un padre a una hija acerca de mantener interesado a un hombre.

“Querida Cutie-Pie

Recientemente, tu madre y yo estábamos buscando algo en Google. A la mitad de escribir la pregunta, Google nos mostró una lista con las búsquedas más populares en el mundo. La búsqueda más popular en la lista era ‘Cómo mantenerlo interesado’. 

Me sorprendió. Revisé varios artículos de la incontable cantidad que aparecieron acerca de cómo ser sexy y sexual, cuándo llevarle una cerveza en vez de un sándwich y las formas de hacerlo sentir más inteligente y superior.

Me enfurecí.

Pequeña, esto no es, nunca ha sido y nunca será tu trabajo -‘mantenerlo interesado’. Seguir leyendo “La carta de un padre a una hija”

Renuncio al sacrificio


Renuncio al sacrificio
de ser feliz porque los que me rodean están sufriendo.
              … al sacrificio de disfrutar de la vida porque me siento culpable de que otros no puedan hacerlo.
              … al sacrificio de hacer lo que no quiero y elijo hacer las cosas desde el amor y la entrega pura.
              … al trabajo sacrificado para poder darme ciertos gustos materiales.
              … a sacrificar mi cuerpo para demostrar que comprendo el dolor ajeno.
              … a pretender que otros se sacrifiquen igual que yo y renuncio a que mi hija sacrifique su alegría de vivir por las responsabilidades de los adultos.
              … al sacrificio de mis padres, abuelos y demás familiares. Ellos lo hicieron lo mejor que pudieron pero a mí ya no me toca sacrificarme, sino simplemente ser feliz.
              … a vivir una vida sacrificada, sin dejar tiempo para mí y para disfrutar de mi familia y amigos.
             … a los condicionamientos de mis ancestros que me pesan y no me corresponden. 
Respeto el dolor ajeno, respeto las decisiones que cada uno toma en su vida, pero ya no me apropio, ya no más. 
A partir de hoy, declaro que viviré para disfrutar, para conectarme con el lado alegre de la vida, a respetar mi dolor y el dolor ajeno, pero sin perder mi individualidad ni mis ganas de vivir. 
 
renuncio al sacrificio

. Seguir leyendo “Renuncio al sacrificio”

¿Cómo desarma el puerperio?

puerperio matteo arfanotti
Después de centenares de días mojando la ropa con leche y amaneciendo transpirada y pegoteada junto al pequeño, las mujeres puérperas nos animamos a mirarnos al espejo antes de la ducha, y descubrimos quienes somos ahora. Y ahi estamos, casi desconocidas, otro cuerpo, otra mente, otro estar en el mundo.
No solo el cuerpo cambió, ya no estamos en pose, todo terminó siendo inevitablemente genuino, tanto que descuidamos (por suerte) todos nuestros roles sociales, y casi que no da vergüenza estar blancas, peludas y manchadas. Un día de esos que ya no nos peleamos con el puerperio, un día de esos que ya estamos acostumbradas a dormir poco y llevar quince quilos a upa, empezamos a sentir ganas de hacer cosas “nuevas”. A veces aparecen todas las ganas de golpe: volver a salir sola, hacer el amor, ir a la peluquería, estudiar una nueva carrera, mirar películas hasta la madrugada, hacer gimnasia, irnos de vacaciones…pero no sabemos cómo, tanto nos costó sentirnos cómodas a dentro de casa y aprender a ser madres, que ahora ya no podemos hacer otra cosa. Queremos, pero hay miedo, miedo al cambio, miedo a que lo que gustaba ya no guste, miedo a la culpa, miedo al miedo. Miedo porque de nuevo hay que empezar de un cero.
Nos damos cuenta que ser madres nos cambió los deseos y las necesidades, tenemos nuevos intereses y nos debemos el tiempo y el valor de animarnos a transitarlos. Y de pronto gerentas de bancos quieren ser doulas, abogadas exitosas se encuentran estudiando fotografía, militantes políticas desean pasarse horas en mercados de comida naturista… porque nuestros hijos quitaron capas superficiales de nosotras mismas, y nos conectaron con lugares mas auténticos, y menos heredados. Nos desabrigamos de mandatos. Es un salto al vacío, como parir, solo hay que animarse y dejarse llevar.
Ahora es mas cómodo salir al mundo con el crio, porque tiene sus beneficios ser una portadora y no estar en primer plano. Pero tenemos esa chispita de deseo que se prende para recuperar espacios personales, que son re significados gracias al proceso del maternaje. ESTE cuerpo nuevo es digno de un nuevo cuidado y respeto, quiere volver a ser mirado, deseado y protegido. Animémosnos a la mirada ajena y a la propia. Animémosnos a los barcitos, a los paseos nocturnos, a la ropa nueva. Animémosnos a llevar carteras pequeñitas, a los recitales, a las clases de baile y de yoga. Pero sobretodo animémonos a preguntarnos qué queremos hacer ahora, qué queremos conservar de aquellas antigua identidad y qué queremos depurar. Hay mucho por limpiar en nosotras mismas, y a su vez hay muchos abuelos, tíos y niñeras dispuestos a amar, jugar, y crear espacios nuevos para nuestros pequeños caminantes. Cada familia a su ritmo encuentra sus espacios y sus silencios, tan sagrados.

Cuando el sentir de los padres influye en los hijos

Comparto con ustedes una entrevista que tuve la oportunidad de realizar a María José Fernández Rodríguez* -especialista en Biodescodificación o BioNeuroEmoción (BNE)**-, en la que abordamos temas como el embarazo, los embarazos no deseados,  el aborto involuntario, los partos asistidos, la lactancia, para explicarnos cómo influye el trasfondo emocional de la madre en el hijo y qué relación guarda el inconsciente familiar cuando estos actos de la vida no se dan de manera natural.

Biodescodificación

Lo que causa el problema en el niño es que él tiene toda la información y ve que le dicen otra cosa, entonces eso no cuadra en él. Por eso, cuando al bebé o niño se le cuenta la verdad, cuadra lo que él ha percibido del inconsciente  de los padres con lo que realmente le están diciendo.

¿Qué ha significado para ti la Biodescodificación a lo largo de estos años? 

Cuando yo hice la formación en BioNeuroEmoción  fue primero un trabajo personal muy intenso porque se trabajaba mucha teoría y mucha práctica y se aplicaban todos los protocolos y claro, al aplicarlos a mí misma yo lo viví además como un curso de crecimiento personal, de tomar consciencia de quién eres y que se abre el mundo biológico de una manera espectacular y entiendes el funcionamiento sin explicaciones artificiales, sino pura biología.

¿Qué es el Proyecto Sentido (PS)? 

El proyecto sentido es aquello que los padres desean y piensan no sólo consciente sino también inconsciente de lo que va ser su hijo y de lo que quieren para él y además de lo que están viviendo en el momento de la concepción, del embarazo y hasta los primeros años de vida y cómo repercuten todas esas vivencias y emociones, sentimientos, como todo eso influye en la vida de ese hijo que va a nacer y cómo le va a condicionar.

¿Eso parece algo que es inevitable? 

Inevitable… sí. Es inevitable y como madre te das cuenta de la cantidad de errores que has cometido. Yo me consideraba una madre con una cierta consciencia a la hora de quedar embarazada y tener a mi hijo pero con el PS eso se desborda. Yo vi lo corta que me había quedado en muchísimas cosas y la cantidad de información que aporta el PS y cómo puedes vivir el embarazo y el parto de otra manera y criar a los hijos de otra manera. Es una manera distinta de concebir la vida.

¿Con esto tú propones que es importante conocer el PS? 

Yo propongo que una madre sea consciente del nuevo ser y de lo que ello implica. Que disfrute el embarazo y que se deje sentir, porque todas las emociones que el padre y la madre vivan las va a vivir el hijo, de forma inconsciente. Es a través de la madre y del padre que él recibe toda la info. De situaciones de alegría de felicidad, de tristeza, de violencia…cualquier emoción. Cualquiera, el hijo la va a recibir.

Sin repetir la historia

historia de mi abuela

Poco antes de morir, mi abuela me contó la historia del “Gran Amor” de su vida. Un coronel que conoció a sus 20 años del cual se enamoró con un flechazo de cupido y al parecer, el sentimiento era mutuo. Ese coronel que la cortejaba estaba altamente cotizado entre la muchachas de su pueblo, pero él sólo tenía ojos para Ana (mi abuela). La historia parecía de cuento de hadas, hasta que un día lo mandaron llamar al Coronel para mandarlo a la frontera de Croacia, pues estaban en guerra y debía estar allí. Este joven apuesto, muy valiente y caballero, enseguida vio que la solución era pedir la mano de mi abuela para no tener que separarse de ella. Y con la certeza de que el amor que sentían iba a darles una vida de felicidad, dejó en manos de ella tal decisión. Seguir leyendo “Sin repetir la historia”

Libro gratuito: “Pintará los soles de su camino”

pintará los soles de su camino gratisCuando te tomas la maternidad/paternidad de manera conciente y decides explorar para conocer otras experiencias, te puedes topar con personas que hacen cosas tan maravillosas como estas.

Cristina Romero Miralles es educadora y madre bloguera, y escribió un libro que decidió compartir con el mundo.

Pintará los soles de su camino” es más que un libro para padres, es un libro para que lean todos los que estamos en esta aventura de aprender, de crecer, de nutrirnos de las experiencias y del amor que nos rodea.

Dice la autora: “Es mucho más que un libro. Es un libro terapéutico, es una oportunidad, un billete, una escalera o un portal… El libro está aquí, disponible para ti. Está en ti el potencial para aprovecharlo, quizás ahora es tu momento. El libro cambia a medida que cambias tú y cambio yo, así que yo misma descubro cosas nuevas en él cada vez que me acerco. Te animo a que lo leas y puede que te sirva de catapulta hacia un lugar maravilloso, en el que quizás las cosas no son como creías antes y te puedes permitir crearlas como tú quieras. (…) El libro puede parecer destinado a transformar a tus hijos, pero quiero aclararte que ese no es el viaje al que te invita. Su potencial a transformar, SU DESTINO, ERES TU MISMO/A.”

 

 

 

Para leer el libro, haz click AQUÍ

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: