10 cosas que aprendí cuando dejé de gritarle a mis hijos

Una madre estadounidense de cuatro hijos se propuso a sí misma dejar de gritarle a sus hijos. Para eso creó el  “Desafío rinoceronte naranja” y un blog donde nos cuenta su experiencia día a día. En lo personal,  me gustó mucho este post que traduzco a continuación y quiero compartir con ustedes.

El Desafío rinoceronte naranja ya lleva más de 365 días así que ¡ánimo que se puede!

10 cosas que aprendí desde que dejé de gritar a mis hijos

Artículo original: 10 things I learned when I stopped yelling at my kids

 Traducción: Putum putum

Alguien me preguntó este fin de semana pasado, “¿cuáles fueron tus conclusiones por no gritar durante un año? ¿Has aprendido algo?” Eh, muy buena pregunta. Y me hizo pensar: “Bueno, ¿qué aprendí?” Voy a decir esto: aprendí mucho, mucho más de lo que puede caber en una posible entrada en el blog! Así que quiero compartir con ustedes las 10 mejores cosas que he aprendido de mi “Desafío Rinoceronte naranja” donde me prometí no gritar a mis 4 niños durante 365 días seguidos.

1. Gritar no es la única cosa que no he hecho en un año (399 días para ser exactos!)
Tampoco he ido a la cama con un pozo desgarrador en mi estómago porque me sentía como la peor madre del mundo. No he gritado a mi marido a quien le gritaba una y otra vez. Y no he oído a mis hijos gritar: “Tú eres la peor mamá en el mundo, no te quiero más!” Sí, aprendí realmente rápido que es mucho mejor no gritar!

2. Mis hijos son mi público más importante.
Cuando tuve mi “epifanía no más gritos,” me di cuenta de que yo no grito en presencia de los demás, porque quiero que crean que soy una madre amorosa y paciente. La verdad es que yo ya era así pero rara vez cuando estaba sola, siempre cuando estaba en público con una audiencia para juzgarme. ¡Esto debería ser al revés en realidad! Siempre tengo un público – mis cuatro chicos siempre me miran y ellos son la audiencia que más me importa-, que son a quienes yo quiero mostrar lo amorosa, paciente y “libre-de-gritos” que puedo ser. Quiero que mis hijos me juzguen y proclamen: “Mi mamá es la mejor mamá del mundo!” Recuerdo esto cada vez que estoy en casa y pienso que no puedo perder la cabeza, obviamente no puedo … ¡ya lo haré fuera de casa todo el tiempo !

3. Los niños son niños, y no sólo los niños, la gente también.
Al igual que yo, mis hijos tienen días buenos y días malos. Algunos días son agradables y dulces y escuchan muy bien, otros días son gruñones y difíciles. Por cierto, yo soy siempre dulce y nunca difícil. Siempre. ¡Ja! Y como todos los niños, mis hijos son difíciles, a veces, se niegan a ponerse sus zapatos, y pintan la pared, sobre todo si se trata del nuevo papel de pared que a mamá tanto le gusta. Así que sí, tengo que revisar mis expectativas y recordar que mis hijos son niños: ellos todavía están aprendiendo, siguen creciendo, y todavía tienen que encontrar la manera de manejar el despertarse con el pie izquierdo. Cuando se “equivocan” tengo que recordar que no sólo no ayudan los gritos, sino que como yo, no les gusta que les griten!

4. No siempre puedo controlar las acciones de mis hijos, pero siempre puedo controlar mi reacción.
Puedo hacer mi mejor esfuerzo para seguir todos los trucos de crianza del mundo para tener a los niños bien disciplinados, pero ya que mis hijos son niños, ellos no van a hacer siempre lo que quiero. Puedo decidir si me dan ganas de gritar “¡recoge tus Legos!”  cuando ellos no escuchan o si quiero irme lejos por un segundo, recuperar la compostura haciendo algunos saltos, y luego regresar con un nuevo enfoque. PD: el irse y tomar un respiro en realidad puede obtener los Legos recogido más rápido que gritar.

5. Gritar no funciona.
Hubo numerosas ocasiones en que quería dejar mi “Desafío rinoceronte naranja” cuando pensaba “gritar sería más fácil que encontrar respiraciones profundas y alternativas creativas”. Pero yo era consciente. Desde el principio, he aprendido que gritar simplemente no funciona, eso sólo hace que las cosas salgan de control y hace que sea difícil para mis hijos para que oigan lo que quiero que aprendan. ¿Cómo pueden escucharme claramente decir “Date prisa, cojan sus mochilas, sus zapatos, sus chaquetas, no se peleen entre sí, vayan más rápido y háganlo todo ustedes solos!” cuando todo es una mezcla de intimidación y órdenes que hace que se pongan a llorar?

6. Momentos increíbles pueden suceder cuando no se grita.
Una noche oí pasos que venían de abajo y después de la hora de acostarse. Aunque enfurecí ya que mi “tiempo para mí” se vio interrumpido, me quedé tranquila y regresé a decirle a mi hijo  que volviera a la cama. Mientras lo metía en la cama me dijo “Mami, ¿me amarás si me voy al cielo primero, porque si vas primero, yo todavía te querré. De hecho, yo siempre te amaré. “Las lágrimas todavía vienen a mis ojos sólo de escribir esto. Puedo garantizar que si hubiera gritado “¡Vuelve a la cama!” nunca hubiéramos tenido esa dulce y tan importante conversación.

7. No gritar es difícil, pero se puede!
No voy a decir que no gritar es fácil, pero conseguir ser creativo con alternativas sin duda lo hizo más fácil y más factible. Y después de gritar en el inodoro, golpear mi pecho como un gorila, cantar Lalala, Lalala es el mundo de Elmo, y el uso de servilletas de color naranja en las comidas como un recordatorio de la promesa, hicieron sin duda todo mucho más fácil. Claro, me siento tonta a veces al hacer estas cosas, pero me mantienen para no dejarlo. Lo mismo ocurre con mis nuevas palabras favoritas: “por lo menos”. Estas tres pequeñas palabras me dan una gran perspectiva y me recuerdan que debo relajarme. Yo las utilizo fácilmente en cualquier situación molesta. “¡Acaba de derramar toda una jarra de leche en el suelo … por lo menos no era de cristal y por lo menos estaba tratando de ayudar!”

8. Muchas veces, yo soy el problema, no mis hijos.
La línea de ruptura, “No eres tú, soy yo” suena incómodamente cierta cuando el aprendizaje es no gritar. Rápidamente me di cuenta de que muchas veces he querido gritar porque me peleé con mi marido, me sentí abrumada por mi lista de tareas pendientes, estaba cansada o era esa época del mes, no porque los niños se comportaran “mal.” También me di cuenta del reconocimiento de mis disparadores personales diciendo en voz alta: “Rinoceronte naranja, tienes el SPM (síndrome pre menstrual) y necesitas chocolate, tú no estás enojada con los niños, no grites” funciona muy bien para mantener a raya los gritos.

9. Cuidar de mí me ayuda a no gritar.
Siempre fui muy buena para cuidar de los demás, sin embargo, no siempre era buena en el cuidado de mí misma hasta ahora. Una vez que me di cuenta de que los desencadenantes personales, como sentirse con sobrepeso, sentirse desconectada de los amigos, y sentirse exhausta me predisponían a gritar, y empecé a cuidar de mí. Empecé a ir a la cama temprano, priorizando el ejercicio, tratando de llamar a un amigo un día y lo más importante, me empecé a decir que está bien que no sea perfecto. Cuidar de mí no sólo me ayuda a no gritar, sino también me hace más feliz, más relajada y más amorosa. Ah, los beneficios de no gritar se extienden mucho más allá de ser padres! No hay duda de que estoy haciendo una mejor crianza de mis hijos y en lo personal,  ahora que no me grito. Sólo por nombrar algunos de los beneficios inesperados de no gritar: Hago más actos de bondad al azar, puedo manejar situaciones estresantes con más gracia, y me comunico con más amor con mi marido.

10. No gritar se siente increíble.
Ahora que he dejado de gritar, no sólo me siento más feliz y más tranquila, también me siento más ligera. Me voy a la cama libre de culpa (a excepción de la galleta extra que comí ese día) y despierto con más confianza en que puedo ser una madre con una mayor comprensión de mis hijos, mis necesidades, y cómo ser más amorosa y paciente. Y estoy bastante segura de que mis hijos se sienten más felices y más tranquilos también. Sé que todo el mundo quiere leer, “dejé de gritar, y no sólo me siento muy bien, sino también mis hijos son ahora más tranquilos y perfectamente atendidos.” Bueno, no lo son. Ellos siguen siendo niños. Pero, las rabietas son más cortas y algunas se evitan completamente. Ahora que estoy más tranquila, puedo pensar más racionalmente para resolver problemas potenciales antes de que me venga una crisis. Pero olviden por un segundo que los niños se comporten perfectamente. Definitivamente, mis hijos son más amorosos hacia mí, y ahora me dicen muy a menudo “Te amo mamá Rinoceronte Naranja” y eso se siente impresionante, se siente fenomenal.

 

About these ads

153 pensamientos en “10 cosas que aprendí cuando dejé de gritarle a mis hijos

  1. Las cosas de la vida, me paso lo mismo que a Sylvana, hace poco estaba orando por que ya no se como controlar a mi hijo de 4 años, me sentia frustrada y me he dado cuenta que ya no le puedo hablar si no es con gritos, y por respuesta llegue a esta pagina, definitivamente me voy a sumar a esta causa, se que va a ser dificil pero lo voy a conseguir…

    Te gusta esto

    • Ésa es la actitud, Paula! sentir que lo lograremos si nos lo proponemos. Es importante que no nos descuidemos a nosotros mismos y nos preguntemos por qué necesitamos gritar o qué sentimos cuando gritamos.

      Gracias por dejar estas palabras por aquí. Me ha encantado leerte.

      Cariños,
      Sonia

      Te gusta esto

  2. Necesito utilizar urgente este metodo siento k toda mi paciencia se agoto, solo espero poder recuperarla y k mi hijo no me vea como ogra, lo amo tanto pero su desobediencia me enfurece

    Te gusta esto

  3. Quiero decir q este mensje me ha caído como una gota de agua en el desierto ya q soy una mamá de 23 años de dos bebes y hasta este momento solía gritar en cualquier situacion y lo q he aprendido ha sido muy importante gracias

    Te gusta esto

  4. hola, este articulo es muy bueno, ojala pueda yo llevar a cabo las sugerencias ya que actualmente me he descubierto gritándole a mi hijo de 2 años por todo y aunque he intentado dejar de hacerlo lo vuelvo a repetir y me siento muy mal por mi hijo al que amo y no quiero que me recuerde de esta manera….creo que necesito mucha ayuda.

    Te gusta esto

    • Hola Yanet! gracias por dejar tu comentario por aquí.
      Si te fijas en los demás comentarios a este post, somos muchos los que queremos intentar, como la autora del post, dejar de gritar a nuestros hijos. Por eso la idea de compartir nuestras experiencias y la iniciativa de este blog: tener herramientas para sentirnos mejor y estar mejor con los que nos rodean.

      Un abrazo!
      Sonia

      Te gusta esto

  5. Es lo mejor que eh leído, me ayudado a comprender que gritar a mis hijas es perder su niñez y sus gracias, voy a utilizar estos consejos, quiero ser buena madre, necesito lograrlo, amo a mis hijas.

    Te gusta esto

  6. Hola,este es un exelente artículo Mil Gracias x q soy madre de 3 niños y aunque a veces tiendo a perder la paciencia muy rápidamente y me encuentro gritándoles y luego sintiéndome terriblemente culpable definitivamente me esta ayudando a ser más comprensiva y paciente pero sobre todo a entender q no soy la única madre q pasa por esto y realmente los felicito x darnos tan maravillosas ideas x entender mejor a nuestros amores Gracias!!!!! ;)

    Te gusta esto

  7. Leer tu artículo me tranquiliza, pensé q era la única q perdía la paciencia con rapidez, y mas aun q era la peor madre. Yo x mi parte estoy intentando respirar muy hondo antes d reaccionar con un gran grito. Mi hija y yo nos sentimos mas felices y tranquilas. No dejemos q el día a día nos impida disfrutar y orientar a la mayor bendición en nuestras vidas, nuestros hijos.

    Te gusta esto

  8. Muchas gracias por tu blog y esta publicación en especial. Todas perdemos el control y no queremos que las cosas sean asi, pero si vemos que a todas nos pasa y que alguna encontro una manera significa que todas podemos. Gracias, me encanto

    Te gusta esto

  9. Desde que encontré este artículo me gusto mucho y decidí aplicarlo; mis hijos son mi vida y no es justo que arruine su infancia por mis traumas y mi nula paciencia,gracias por compartir su exoeriencia

    Te gusta esto

  10. Me gusto muxo lo q pudieron traducii pregunta es es un libro o algo asi y si lo puedo consegir aqi en el df creanme q soy una mama q si lo necesita y mucho espero me puedan contestar gracias

    Te gusta esto

    • Hola Kika! mira, en el blog y en la página de facebook se suben constantemente artículos y posts que intentan ayudar a madres y padres que, como tu, quieren sentirse mejor para poder ser mejores padres. ¿Tienes alguna consulta en especial que tal vez podamos ayudarte?
      Saludos!
      Sonia

      Te gusta esto

  11. Gracias, por este articulo maravilloso, tengo dos niñas hermosa una de 31/2 y otra de 8 meses, la grande es muy ansiosa, tremenda y desobediente y algunas veces pierdo la paciencia y le grito y hasta le pego! pero al final me siento muy mal por que descargo toda mi ira contra ella. Estoy reflexionando y analizando todas estas experiencias para tratar de ser mejor madre! Por lo menos ayer no la grite ni la castigue pues se porto bien y la abraze y le pedi que hiciera caso y se portara mejor y me dijo que no le pegara y que no la sentara en la silla de la pensadera que ella iba a hacer caso y me dejo desalmada…

    Te gusta esto

    • Mira Sandra, el otro día me contaron de una buena idea que compartiré aquí contigo. Un padre, preocupado por la conducta de su hija, creó un “rincón de las buenas ideas” (en lugar de el rincón de pensar). En ese rincón, había dibujos colgados, artículos, frases,…cosas bellas. Era un lugar muy bonito para sentarse a pensar. Este padre luego confesó que es él quien termina utilizando más este rincón al volver del trabajo y antes de acercarse a su esposa y su familia, como para desconectarse y conectar con la familia y sus cosas bonitas. Seguro que tu puedes utilizar tu creatividad para crear un espacio para tus hijas donde puedan crear, desconectar, reflexionar, sin que se sientan juzgadas, tristes o maltratadas. Si lo haces, luego me cuentas qué tal te va.

      Un abrazo!
      Sonia

      Te gusta esto

  12. Espero poder conseguir yo también ese logro, soy una madre de 44 años con una niña, la mas maravillosa para mi, de tres años. Pero a la mas minima le grito y me pongo muy nerviosa, me encantaría poder dejar de gritar ya que mi hija es lo que mas quiero en este mundo y no quiero que me recuerde como ese ogro que siempre grita y se enfada. Necesito ayuda para conseguirlo, ya que solo proponérmelo no es suficiente. Gracias

    Te gusta esto

    • Hola María José! gracias por compartir tu experiencia con nosotros.
      Proponérselo es el primer paso. También puedes imprimir y pegar estos consejos en un sitio de tu casa donde puedas verlo con frecuencia. ES importante que seas sincera contigo misma y sepas cuándo no estás en tus cabales como para tratar con tu niña.
      Asimismo en el blog y en la página de facebook intento compartir artículos, experiencias, libros y demás que puedan ayudar a los padres a sentirse mejor consigo mismos y a ser mejores con sus hijos.
      Te dejo mi mail por si en algún momento necesitas compartir algo con alguien relente.de.ti@gmail.com

      Cariños,
      Sonia

      Te gusta esto

  13. Me gustó mucho tu artículo, sobretodo por la enseñanza tan grande dejas en cada línea…Que rico leerte y aprender cosas que aparentemente son elementales pero no, nadie sabe hoy día ser mamá, nadie te enseña a serlo, a sobrellevar situaciones tan complejas sobretodo en un rol tan importante como este.

    Muchas gracias!

    Te gusta esto

  14. Hola Sonia, muchas gracias por tus sugerencias! Excelentes! Lo pondre en practica! Te comento que ya llevo una semana sin gritarle ni maltratar a mi niña! Me armo de paciencia y evaluo el grado de importancia de la situacion para que amerite hacerle caer en reflexion! Hoy celebramos el abrazo en familia en su pre-escolar y fue tan tierno y mucho llanto, todas las actividades hicieron sensivilizarnos aun mas como padres! Gracias de nuevo! Te comentare mas adelante!

    Te gusta esto

  15. Nada cuesta cambiar de actitud frente a nuestros hijos si alguna vez les gritamos, a partir de ahora tendremos mayor control con nuestras reacciones y con un poquito de voluntad y mucho amor lo lograremos

    Te gusta esto

  16. Este artículo, me ha llegado al alma, tengo 2 hijos uno de 4 y una de 3, recurro a los gritos y amenazas y definitivamente no funciona genera sentimientos de frustración y sentimiento de ser mala madre.

    Me uno a esta alternativa a partir de hoy.

    Un fuerte abrazo.

    Te gusta esto

  17. ayuda porfavor siempre les grito a mis hijos porque descubri que mi marido tiene otra mujer en secreto y ellos son los pararrayos de mi dolor quiero dejar de hacerlo pero no sé cómo! ayúdenme!

    Te gusta esto

    • Hola Mara se puede creeme que sí, si ves unos post mas arriba yo lo estoy logrando…es dificil no es facil pero se puede, mira el facebook de este blog yo compartí mi historia y granito a granito han contribuído a que salga adelante y ahora sea una mamá completamente feliz, soy MamáAm (ex mamá gritona). Besos y abrazos cualquier cosa si quieres estamos en contacto mi correo es jaqui.romeroe@gmail.com, por si necesitas a alguien con quien compartir…mucho éxito!

      Te gusta esto

      • Hola MamáAm. Gracias por compartirnos tu experiencia!! Qué alegría que estés avanzando y sientiendote mejor contigo y con tu familia.
        Te mando un beso súper especial cargado de entusiasmo, alegría y enhorabuena.
        Eres un ejemplo para muchos!!

        Cariños,
        Sonia

        Te gusta esto

    • Hola Mara,
      El primer paso ya lo has dado que es pedir ayuda. El segundo es pedir ayuda profesional. Mara, si te sientes angustiada, furiosa, traicionada, es importante que cuentes con un espacio donde poder hablar con alguien neutro que pueda ayudarte terapéuticamente. Si sientes que no puedes controlar tus emociones, intenta reconocerlo y luego buscar espacio donde poder gritar o descargarte, lejos de tus niños. Lo más importante es buscar ayuda profesional cuando sentimos que no podemos gestionar lo que nos está pasando. La humildad es un signo de valentía. A veces no podemos con todo y es sano reconocerlo.
      Venga Mara, te animamos a rodearte del cariño de los que te quieren y te pueden ayudar con tus niños para que puedas estar tú mejor y así puedas darle a tus hijos todo el amor y la contención que tú puedes darles.

      Un abrazo bien grande.
      Sonia

      Te gusta esto

  18. Hola, tengo 4 hijos, uno de 6 años y tres de 4 años, cada dia trato de no gritarlos, a veces lo logro, pero a veces no, es muy dificil y me siento realmente frustrada porque quisiera no volverlo hacer, pero a veces pierdo el control y siento que es la unica forma que entienden y obedecen

    Te gusta esto

    • Hola Edna!! Realmente te entienden y obedecen?, porque cuando yo lo hacía (antes muchísimo más que ahora) mi hijo ni si quiera me obedecía, tengo 2 niños maravillosos seguidos, de 3 y de 1 y medio años, con 4 me imagino que es muchísimo más difícil!, te mando toda la fuerza para intentar ser mejor cada día y cualquier cosa estamos aquí para ayudar!.

      Te gusta esto

  19. Pes lo leo y no sé si pueda tengo un ambiente familiar horrible, mis 2 hijos son lindos pero cada uno tiene lo “suyo” ,el mayor es hiperactivo con THDA, déficit de atención y el pequeño es berrinchudo y para aderezar tengo un esposo qué se justifica diciendo que no grita. sólo porque su tono de voz el alto y ese ejemplo lo estamos aprendiendo todos, yo le grito horrible a mis hijos el mayor me contesta, el otro hace berrinche, en fin la dinámica es dura y yo rezo con fuerzas para que Dios me de la voluntad y la oportunidad de ser paciente para que mis niños sean felices y no recuerden así su infancia, no se si pueda, lo que si quiero es ser feliz para y con mis hijos.

    Te gusta esto

  20. Me encanto el articulo soy una mama de 25 años con dos hijas una de 7 y otra de 1 tratare de ser rinozeronte naranja pues mi marido me dijo un dia q tenia hambre y le servi y no se lo comioyo le dinepq no te lo comiste y me dijo por que llego cansado y tu recibes con gritos ya hasta se me quito el hambre eso me hizo sentir muy mal ya que ni cuebta medi queestaba gritando solo espero soportar vivir sin gritar me pondre de meta un mes y asi consecutivamente muchas gracias

    Te gusta esto

    • Lo importante, Lilian es que busques espacios donde canalizar tus gritos. Encuentra espacios y tiempos donde poder sacar las emociones que necesites.

      Ánimo con el desafío rinoceronte naranja!!

      Cariños,
      Sonia

      Te gusta esto

  21. No acostumbro gritarle ai hija (6años) no .digo que no.lo haga, pero no es muy a menudo, la mayoría de las veces ella ni tiene la culpa, es que me siento frustrada por la forma de ser de su.padre, generalmente el me irrita y terminó regañando a mi beba :(. Pero.lo que más mr molesta de mi es mi impaciencia, siempre la ando apurando y quiero que haga las cosas rápido y bien, todo esto empezó desde que empecé con dos trabajos y sentía que el tiempo no.me alcanzaba, ahora sólo estoy en.uno nuevamente pero aún así no he podido acostumbrarme a tomar un tiempo.para cada cosa, ella siempre busca que juegue con ella y yo rara vez lo hago :( y esoe hace sentir muy culpable,. Siempre me digo a mi misma, mañana le daré.por lo.menos media hora a mi hija para que hagamos lo.que.ella quiere y normalmente no.lo cumplo :(

    Te gusta esto

    • Hola Heidi, gracias por escribirnos.
      Lo primero en decirte, Heidi, es que estaría bien que tuvieras un apoyo emocional y/o terapéutico. El enfado y la impotencia puede tener diversos orígenes y estaría bien que contaras con una ayuda de un profesional que te pudiera ayudar a gestionar lo que sientes. La maternidad nos remueve muchas cosas de nosotros mismos y sobretodo de nuestra infancia, de nuestra relación de pareja, con nosotras mismas…por eso es importante darnos tiempo, tener paciencia, escucharnos y respetarnos. Por lo pronto lo que puedes hacer es hablar mucho con tu pareja. Hablen, comuníquense, hablen sobre lo que sienten, cómo se sienten, cómo les gustaría sentirse y demás. Y también, habla con tu hija: explícale cómo te sientes antes de gritarle (“Estoy muy cansada y cuando estoy cansada me irrito con facilidad. Cuando te diga que estoy cansada te pido que no me insistas/ o me des un espacio/tiempo para mí”). Los niños aprenderán a gestionar sus emociones de la manera que vean que sus padres lo hacen o les enseñen. Por eso es importante la comunicación de las emociones dentro del círculo familiar. Hablen entre ustedes y escúchense. Busquen un momento del día que sea para eso. Escúchense sin juzgar, con respeto y amor.
      Te dejo además algunos posts que creo que podrían ayudarte:
      http://www.huffingtonpost.es/rachel-macy-stafford/el-dia-en-que-deje-de-decir-date-prisa_b_3747873.html
      http://putumputum.wordpress.com/2014/02/24/crianzarespetuosa/

      Un abrazo grande y ya nos contarás qué tal sigues.

      Sonia

      Te gusta esto

  22. Q puedo hacer para controlar mi ira o enojo y no gritarle a mi hija…es una niña hiperactiva aunque ahora no es novedad…es muy curiosa pero mi ansiedad proviene de las piruetas q hace y puede lastimarse.?

    Te gusta esto

    • Hola Mary Ann! Gracias por escribirnos. Precisamente he publicado un post recientes sobre la Crianza Respetuosa donde podrás encontrar distintos posts interesantes al respecto. Luego, te sugiero que indagues un poco en esa ira o enojo que sientes hacia tu hija cuando no para de hacer piruetas.¿De donde viene esa ira? ¿Cómo eran tus padres contigo cuando hacías travesuras?
      Tal vez te ayude leer algunos artículos relacionados con Disciplina Positiva o Pedagogía Blanca. Y lo más importante, que si te sientes desbordada, busques ayuda profesional (sea un terapeuta, un psicólogo o un especialista que pueda orientarte en la crianza y en tu proceso personal).

      Espero haberte ayudado con mis palabras.
      Un abrazo grande y ya nos contarás qué tal sigues.

      Un abrazo!

      Sonia

      Te gusta esto

  23. Muy interesante, ya me ayudó y eso que sólo había leído unas cuantas líneas, cuando lo empecé a poner en práctica. Gracias, muchas gracias por la traducción y por compartirlo.

    Te gusta esto

  24. este articulo me tocó, yo soy gritona y lo unico q consigo es q ellos me responden de la misma manera q yo, y eso es x el mal ejemplo q les doy,
    me prometo a mi misma morderme la lengua y concientizarme q esos gritos no son necesarios y afectan al caracter y alma de mis hijos y a mi tambien

    Te gusta esto

  25. Hola, tengo dos ninos, uno de siete y el otro de cuatro. Los dos son muy buenos ninos, pero siempre los ando reganando por todo en especial al de siete anos. El Siempre ha sido muy aplicado en la escuela pero de un tiempo aca a bajado sus grados no mucho pero algo. Y lo que pasa es que son en cosas que el sabe hacer muy bien pero por algun motivo no las hace como deberia. Esto hace que me enfade y empieze a gritar como loca, que saque toda mi ira, y por mas que trato de pensar en que son ninos no puedo. Incluso miro que mis hijos ya no tienen respeto si no miedo hacia mi, pues cuando miran que estoy enojoda tiemblan. Yo quisiera una forma para no ser tan enojona. Yo pienso que todo esa rabia mia se debe a que no tengo amigas, ni a mi familia puesto que nunca me Han apoyado para nada. Siempre recuerdo a mi mama golpeandonos o gritando y ahora miro que lo que tanto odie es lo que estoy haciendo. Por favor ayuda pues lo unico que tengo realmente es a mis ninos y mi esposo y no quiero traumarlos por culpa mia.

    Te gusta esto

  26. buenos días ,tengo un hijo de 12 años,es un niño tranquilo y muy bueno ,el problema lo tengo yo,grito y me desespero hasta puntos que me siento muy mal después,anoche paso otro episodio en el que me sieto fatal,por favor ayúdenme quiero saber todo par coseguir mi reto ,no quiero gritar mas,nunca le he pegado solo son gritos e insultos,pero cuando se me pasa el cólera y me acuerdo de todo lo que he dicho me siento fatal me siento maltrtadora y creo que soy lo peor,quiero dejar de gritar.gracias.

    Te gusta esto

    • Hola Carmen,
      Lo primero es que has dado un gran paso al reconocerlo y pedir ayuda. Lo siguiente que tocaría es ver por qué montas en cólera y para llegar a ese punto te sugiero que busques ayuda terapéutica. Un profesional que pueda ayudarte a ver aquellos aspectos de tí misma que te llevan a enfadarte y luego maltratar a otros. Lo recomiendo porque soy la primera que he buscado ayuda profesional cuando me he sentido al límite en mi familia. No podemos ni debemos poder con todo. Hay muchos patrones familiares que cambiar para que podamos sentirnos bien con nosotras mismas y con nuestro entorno. Me alegra que este artículo te haya servido y deseo de corazón que puedas dar los pasos que necesites para salir adelante. Desde aquí, te ayudaremos con lo que podamos. Cuenta conmigo!

      Un abrazo

      Sonia

      Te gusta esto

  27. Como muchas de las madres que han dejado su comentario por esta vía, me sumo a la lista de madres que pensaban que gritarle a sus hijos era la única forma de comunicación con ellos, pero al final de día me acostaba con un gran dolor en el corazón por no haber evitado cada grito que le di a mis hijos. Cada vez de cada grito, me digo a mi misma que tengo que dejar de hacerlo, pero finalmente no recuerdo esas palabras al ver alguna tremendura o solo ver lo que hace un niño normalmente por ser niños. pero gracias a este articulo colocare en la paredes 3 círculos tipo semáforo para recordar que no quiero seguir gritándole a mis preciosos hijos, tengo 3 y son la razón de mi vida y quiero ser mejor madre para ellos. Gracias por este gran blog.

    Te gusta esto

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s